Ciudad | Amarras

Portela sobre el fallo contra Amarras: "La empresa no puede demandar a la Provincia"

El juez que en 2015 ordenó el cese de las obras de construcción y condenó a reparar el daño ambiental explicó por qué Altos de Unzué no puede accionar legalmente contra la Gobernación. Además, festejó que este fallo aleje a los que pretenden invertir a costa del daño ambiental.

El diciembre de 2015 fue el juez en lo Civil y Comercial Leonardo Portela el que resolvió la situación del barrio náutico “Amarras del Gualeguaychú”, ordenando el cese de las obras de construcción y condenando a la empresa, al Municipio de Pueblo Belgrano y al Gobierno de Entre Ríos a reparar el daño ambiental.

Luego de los dictámenes de la Corte Suprema y del Superior Tribunal de Justica de Entre Ríos, que obliga a desmantelar la construcción en un plazo de 180 días, Portela explicó los pormenores de la causa y afirmó que la empresa Altos de Unzué no debería poder demandar a la Provincia.

portela.jpg

“El Estado cuando da permiso siempre lo hace de manera provisoria: no puede dar un permiso de manera definitiva porque el bien común está por sobre los intereses particulares. ¿Qué quiere decir esto? Que así como te da el permiso también te lo puede quitar. La figura jurídica existe de esta manera”, sostuvo el magistrado en declaraciones a ElDía desde Cero (FM 104.1).

Además, Portela manifestó que el un permiso de aptitud ambiental que le otorgó el por entonces secretario de Medio Ambiente de Entre Ríos Fernando Raffo no era legal porque “ese tipo de permisos sólo lo otorga el Gobernador por ley”. “Además, el certificado ese estaba condicionado a que se minimicen los daños ambientales”, agregó.

Embed

“Este fallo marca un antes y un después en Gualeguaychú, en toda la zona y en toda la provincia porque introdujo algunos principios ambientales nuevos que son para tener en cuenta y que sentarán precedente”, sostuvo antes de festejar el hecho de que esta sentencia aleje a los que pretenden invertir a costa un daño ambiental: “Hay gente que estaba esperando la resolución de este caso para ver si invertía en este tipo de barrio. Por lo tanto, si este fallo impide que el día de mañana vengan emprendimientos que van a producir daño, entonces bienvenido sea el fallo. Si van a dañar el medioambiente, ¿para qué los queremos?”.

“Muchos se quejan de que se impide el progreso por la defensa del medioambiente. Pero lo que se pasa por alto es que estamos legislando para las futuras generaciones, que son los que van a sufrir las graves consecuencias de nuestras decisiones actuales”, reflexionó.

Embed

Finalmente, Portela desmintió al intendente de Pueblo Belgrano, Mauricio Davico, quien la semana pasada había manifestado que jamás algún especialista se había acercado al predio de Amarras para realizar un estudio de impacto ambiental.

“Lo escuché a Davico y me llamó la atención. Cuando el legajo se fue para el STJ fue con cuatro cajas con estudios llevados adelante por hidráulica de la provincia, y en los mismos está el testimonio de ocho ingenieros y licenciados que habían dicho que el barrio no sólo afectaba el medioambiente sino que además advertían que corrían riesgo de vida las personas que iban a vivir en Amarras en caso de una inundación, no porque vayan a morir ahogados sino electrocutados por no haber vías de escape”, argumentó.

Temas

Dejá tu comentario