Provincia | agroquímicos | campo

Presentaron un lote de soja orgánica de 38 hectáreas

En horas de la mañana y el mediodía del jueves, a la vera de la ruta 20, se presentó un lote (38 hectáreas) de soja sembrada en forma convencional y sin la utilización de agroquímicos. La producción la llevan adelante los Ingenieros Agrónomos de Urdinarrain Daniel Sánchez y Rodrigo Sánchez, con el acompañamiento y certificación de "Campus Organic" una empresa de Venado Tuerto (Santa Fe) que se dedica a la producción y al servicio de cultivos orgánicos.

Por Fabián Miró

El campo se encuentra a 600 metros del casco urbano de la mencionada localidad. Después de la recorrida del lote, los ingenieros que llevan adelante el proyecto, profesionales de Campus Organic, ingenieros agrónomos, productores y gente allegada al sector, se juntaron para charlar sobre el trabajo y el futuro de la agricultura en el evento denominado Reunión de Cultivos Orgánicos en el peri-urbano de Gilbert (ER)

Cabe destacar que presenciaron y participaron de la jornada, el intendente de Gilbert Fabián Constantino y el vice intendente de Urdinarrain Jorge Riehme.

Daniel Sánchez, organizador del evento, en charla con ElDía, señaló que muchos lotes en las periferias de la ciudad comienzan a “quedar abandonados sin uso por legislaciones que prohíben la aplicación de agroquímicos, legislaciones que van a ser más solicitadas por la sociedad en lo que sigue, razón por lo que la idea es ir buscando un cambio, una alternativa para que los lotes no se abandonen”. Indicó que “cuando decidimos arrendar este pedazo de campo, el mismo no contaba con alambrados, tampoco aguadas, por lo que invertir en ganadería demandaba muchos costos, y nos inclinamos por agricultura. En consecuencia llevamos adelante un cultivo de soja, que podría haber sido sorgo, girasol, en forma orgánica. Acá no teníamos un cultivo antecesor, solo un poco de monte y chilcas que sacamos en lo que era una clara evolución hacia el espinal.”

soja.jpg

“Fue un desafío complicado que logramos sacar adelante. Si bien el cultivo está, por la soja, enmalezado y con algunos problemas de insectos que solucionamos con insumos biológicos. El lote se sembró en convencional en el mes de octubre, sin la aplicación de herbicidas. Lo que si podíamos hacer es rolar un cultivo anterior que no existía y sembrar sobre un cultivo rolado”. Dijo que el “proyecto a largo plazo es tener cultivos de cobertura para rolarlo”.

Se trata de una “soja de grupo 4, dado que no hay semillas para un mercado que está demandando orgánico. Existe un solo semillero que está proveyendo muy poca semilla. Se trata de una soja que no es transgénica. No es RR, tampoco Intacta. Es la ideal para las orugas, pero superamos el ataque de las mismas, porque hicimos Bacillus thuringiensis, una bacteria grampositiva que habita en el suelo, y que se utiliza comúnmente como una alternativa biológica al plaguicida; mientras que para chinches hicimos Beauveria bassiana, un hongo que en la naturaleza controla a las chinches e insectos”. Reconoció que “seguramente vamos a tener granos verdes, pero entendemos que parte de esta producción es así”.

El lote de 38 hectáreas, hasta la siembra de la soja, llevaba cuatro años sin utilizarse, sin agricultura y ganadería.

Señaló que el “llenado de las vainas fue bueno por unas pocas lluvias que nos ayudaron, aunque de todas maneras sufrió la sequía perdiendo hojas. Estimamos que vamos a estar en los 1600/1800 kilos. Acá-sigue- no vamos a evaluar “puntualmente los números porque el desafío era hacer una soja ecológica que se puede superar, especialmente en lotes que están cerca de localidades, ciudades, caseríos, escuelas y demás, trabajando en forma orgánica”.

Dijo que el “tema de números es discutible porque primero deben solucionarse cuestiones técnicas y decidir si dejamos, como este, un lote parado o en producción como finalmente lo hicimos”.

Por su parte uno de los socios fundadores de la empresa Campus Organic; Santiago Villalba señaló “Es una nueva posibilidad de cambiar de paradigma, la mayoría de ustedes seguro vienen de una agricultura no sustentable y eso acarrea un acostumbramiento en el uso de algunos insumos. Lo que nosotros queremos es cambiar un poco la cultura. Seguro muchos dirán: bueno cambiar la cultura desde lo poético está bárbaro, pero como me beneficio. Bueno, Campus Organic es una empresa nueva que vimos el nicho damnificado por leyes o legislaciones como son los lotes periurbanos, así que lo que nosotros proponemos es una nueva alternativa no solo a periurbanos sino a otros campos que quieran empezar a tomar conciencia y dejar de usar insumos químicos”.

Sistema de producción Orgánica

La agricultura orgánica es un sistema de producción que trata de utilizar al máximo los recursos, dándole énfasis a la fertilidad del suelo, la actividad biológica y al mismo tiempo, a minimizar el uso de los recursos no renovables, no utilizar fertilizantes y plaguicidas sintéticos (químicos), con el objetivo de proteger el medio ambiente y la salud humana. La agricultura orgánica involucra mucho más que no usar agroquímicos. Generalmente los productos agrícolas orgánicos son destinados para exportación para consumo humano.

¿Cuáles son los principales requisitos? Existen requisitos específicos para certificar la producción orgánica de la mayoría de los cultivos, animales, cría de peces, cría de abejas, actividades forestales y cosecha de productos silvestres. Las reglas para la producción orgánica contienen requisitos relacionados con el período de transición del establecimiento (tiempo de 2 a 3 años que se debe utilizar métodos de producción orgánicos para que pueda certificarse). Entre los requisitos están la selección de semillas y materiales vegetales; el método de mejoramiento de las plantas; el mantenimiento de la fertilidad del suelo empleado y el reciclaje de materias orgánicas; el método de labranza; la conservación del agua; y el control de plagas, enfermedades y malezas. De esta manera se reduce la huella de carbono, por una menor emisión de los gases de efecto invernadero (GEI).

¿Cómo obtener la certificación?

Las normas para la agricultura orgánica son creadas principalmente por agencias certificadoras privadas, pero también muchos países han creado normas nacionales. Europa, Estados Unidos y Japón tienen normas nacionales y si los productores desean exportar sus productos a estos mercados deben cumplir los requisitos de etiquetado orgánico de los países importadores.

La selección de la agencia certificadora es muy importante. La agencia que escoja el productor debe estar reconocida oficialmente y ser de confianza para el comprador en el país importador. El período de transición del establecimiento para obtener la certificación orgánica a veces resulta costoso para el productor, ya que mientras pasan los 2-3 años el producto se vende a su precio convencional, pero el productor tiene que cumplir con los principios de la producción orgánica.

Este tipo de agricultura orgánica permite que muchos lotes periurbanos puedan tener continuación de explotación mediante un sistema de producción sustentable y amigable con el medio ambiente.

Dejá tu comentario