Me-Gusta-960x120-CARO
Policiales |

"Presunción de fallecimiento", nuevo giro en la causa del empresario Benvenuto

El juez de la causa, firmó un edicto en el que se "emplaza a comparecer al presunto ausente, bajo apercibimiento de que si no compareciere se declarará la presunción de su fallecimiento".

El 26 de marzo último, la Cámara de Apelaciones- Sala Primera Civil y Comercial de Gualeguaychú se expidió en torno a una cuestión de competencia en el marco de la causa caratulada "Benvenuto Omar Héctor s/ Declaración de ausencia", y resolvió que el caso debía tramitarlo el Juzgado Civil y Comercial N° 1 de Gualeguay, y no el Juzgado de Familia de esa jurisdicción.

El juez Fabián Morahan, a cargo del Juzgado Civil y Comercial N° 1 de Gualeguay, tramita ahora la causa sobre “declaración de ausencia con presunción de fallecimiento” del empresario Benvenuto. El magistrado firmó un edicto en el que se "emplaza a comparecer al presunto ausente Sr. Omar Hector Horacio Benvenuto (…) con último domicilio conocido en Avenida Illia N° 938 de la ciudad de Gualeguay; en los términos del artículo 88 del Código Civil y Comercial, bajo apercibimiento de que si no compareciere se declarará la presunción de su fallecimiento en el marco del juicio de declaración de ausencia iniciado en ese juzgado".

La desaparición del empresario Omar Héctor Horacio Benvenuto, ocurrida el 27 de octubre de 2017, sigue siendo un misterio. Su caso supo concitar la atención pública durante varios meses, pero desde que el expediente pasó a la órbita de la Justicia Federal, que investiga la hipótesis del secuestro extorsivo, no ha habido novedades en la investigación.

El caso Benvenuto tomó mayor envergadura cuando dos dirigentes políticos de Gualeguay, el exintendente peronista Luis Erro y el exsenador radical Hugo Lesca, fueron involucrados en la causa, con sendos allanamientos que, tiempo después, terminarían por poner fin a la carrera del fiscal que solicitó la medida: Agustín Gianini.

Los últimos que vieron al empresario fueron Lesca y el jefe de la bancada de concejales de Cambiemos Gualeguay, Efraín Martínez Epele. Fue cuando se reunieron para analizar una propuesta del empresario para comprar el terreno en el que se encuentra su empresa Inprocil SA.

Caso benvenuto-2.jpg

El encuentro tuvo lugar en la casa de Lesca. Tras esa reunión, lo que se sabe es que el empresario partió rumbo a Gobernador Mansilla, una localidad a 71 kilómetros de Gualeguay. Lo cierto es que nunca llegó a su destino: el domingo 29 de octubre su hijo Gonzalo y su cuñado, Jorge Sandrini, denunciaron la desaparición. Horas después, la camioneta Toyota Hilux que conducía Benvenuto fue encontrada, con las llaves puestas, al costado de la Ruta 12, entre Gualeguay y General Galarza.

Cuando la causa estuvo en la justicia provincial, la investigación derivó en un escándalo. Fue cuando el entonces fiscal Agustín Gianini pidió a la jueza de turno órdenes de allanamiento en las viviendas de los dos dirigentes políticos más conocidos de la ciudad: el exintendente peronista Luis Erro –y a sus dos hermanos- y al radical Lesca. El procedimiento se basó en un supuesto cruce de llamadas que daba indicios claros de que ambos estaban involucrados.

Los dirigentes rechazaron las acciones y cuestionaron la medida solicitada por el fiscal. Dijeron sentirse agraviados y fueron a la justicia para exigir que se investigue la posible plantación de pruebas. El 23 de noviembre el fiscal Gianini decidió renunciar.

Dos días después, el 25 de noviembre, la justicia admitiría que se equivocó. Fue cuando el oficial principal de la Policía de Entre Ríos, Dante Nicola, informó al Jefe de División Antisecuestros, comisario Gustavo Schumacher, que en el caso se constató un “error involuntario” que derivó en la vinculación errónea de Lesca y los hermanos Erro. ¿Qué pasó? Según el agente hubo “una discordancia” en el entrecruzamiento de teléfonos. Fin de la historia.

Ese mismo día, el jefe de concejales de Cambiemos Gualeguay, Efraín Martínez Epele, zafó de un pedido de destitución formulado por el bloque peronista, quienes le reprochaban haberse reunido con el empresario Benvenuto para tratar un asunto a espalda del Concejo Deliberante. A la hora de la votación, su bloque lo salvó.

El 28 de noviembre la jueza de Garantías de Gualeguay, Alejandra María Cristina Gómez, se apartó del caso y el expediente que investigaba el paradero de Benvenuto pasó luego a la órbita de la Justicia Federal, que comenzó a analizar una nueva hipótesis: que el empresario haya sido secuestrado. El traspaso de la investigación se dio cuando la familia del dueño de Inprocil denunció que el 1° de noviembre recibieron una llamada en el que una voz, de acento colombiano, le exigía un rescate. Actualmente el caso está en manos del juez Federal de Paraná, Leandro Ríos. (Fuente: Entre Ríos Ahora)

Dejá tu comentario