Policiales | Judiciales

Primo de Thomsen apuñaló a un cartero y quedó detenido por tentativa de homicidio

El acusado y familiar del rugbier imputado por el crimen de Fernando Baéz Sosa, sin mediar palabra, había agredido de dos puntazos a un empleado de Correo Argentino en la localidad bonaerense de Campana. Este miércoles se negó a declarar por el hecho.

Un primo del rugbier Máximo Thomsen, uno de los ocho detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, quedó detenido por tentativa de homicidio acusado de haber apuñalado hace 20 días a un cartero en la localidad bonaerense de Campana, informaron este miércoles fuentes policiales y judiciales.

Se trata de Juan Pérez Thomsen (24), quien fue aprehendido en un allanamiento realizado el martes en su domicilio por efectivos de la Delegación Departamental de Zárate-Campana en el marco de una causa caratulada como tentativa de homicidio, y que tuvo como víctima a Claudio Chaul Bonin (22), un empleado de Correo Argentino.

El hecho que se le imputa ocurrió el 11 de junio alrededor de las 13.30 en la calle Storni al 2300 del barrio Siderca de Campana, en el noroeste del conurbano bonaerense.

Según la denuncia de Bonin, quien trabaja como cartero del Correo Argentino en ese barrio de Campana, ese día, luego de almorzar, al continuar con el reparto de correspondencia y encomiendas en esa cuadra, sintió que sin mediar palabra alguien lo apuñalaba por la espalda.

Cuando volteó a ver de quién se trataba pudo reconocer a su agresor como Pérez Thomsen, a quien conocía del barrio y por los tatuajes que le vio en las manos.

De acuerdo a su relato, el agresor le aplicó dos puntazos en la zona de la espalda, tras lo cual escapó.

Bonin fue derivado al hospital local de Campana para la primera atención de sus heridas y luego fue trasladado por su obra social a un sanatorio de la ciudad de Buenos Aires, donde fue dado de alta en 48 horas ya que las heridas fueron leves.

El caso comenzó a ser investigado por la fiscal Ana Laura Brizuela, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Zárate-Campana, quien al ampliar el testimonio de la víctima pudo determinar que había habido un conflicto previo por el que Bonin había recibido una amenaza por parte del imputado.

“A fines de mayo, el acusado le envió al cartero, a quien todos conocen en el barrio, un mensaje de WhatsApp en el que lo acusaba de haberse equivocado en la entrega de una correspondencia y le escribió textual la frase ‘te voy a matar’”, contó uno de los investigadores.

Dejá tu comentario