Me-Gusta-960x120-CARO
Ciudad | campo | Gualeguaychú | mesa de enlace

Productores de Gualeguaychú pidieron la Emergencia Agropecuaria

En la sede de la filial del Sur Entrerriano, dirigentes y afiliados a Federación Agraria, encabezados por Matías Martiarena mantuvieron una charla con el Ministro de Producción, Juan José Bahillo. En la ocasión le pidieron que los departamentos Gualeguaychú, Gualeguay y Concepción del Uruguay sean declarados en emergencia agropecuaria, además de una línea crediticia.

Por Fabián Miró

Los productores, también estuvieron presentes Raúl Sobredo y Tommy Fogg de la Sociedad Rural Gualeguaychú, plantearon la problemática que les toca vivir. Rindes muy bajos en los maíces de primera, muchos lotes que se picaron, y cultivos de soja que en caso de no llover en los próximos días serían destinados como alimento al ganado vacuno que hoy se mantiene en base a suplementación.

Mientras el ministro dialogaba con los productores, técnicos del área recorrieron campos del sur entrerriano para evaluar la situación y en el curso de la semana entrante elevar un informe.

Bahillo indicó que la reunión obedeció a un pedido de emergencia agropecuaria para los departamentos “Gualeguaychú, Gualeguay y Concepción del Uruguay”. Señaló que la “situación es compleja en los departamentos, razón por la que pedí a la dirección de Agricultura que nos hiciera un informe técnico. A partir de los mismos vamos a constituir la comisión que analizará la declaración de la emergencia agropecuaria, comisión en la cual participan las 4 entidades de la Mesa de Enlace y el gobierno”. Adelanto que el “alcance de las medidas que se tomen la vamos a definir en el curso de la semana entrante”. Señaló que “a partir de la declaración de emergencia agropecuaria que piden los productores se disparan una serie de mecanismos, como la gestión de fondos ante Nación para atender esta situación puntual, además de prórrogas en impuestos provinciales, gestiones ante la AFIP, entre otras gestiones.”

reunión de bahillo con productores.jpg
Dirigentes de la filial de Faa y de la Sociedad Rural charlaron con el ministro Bahillo y le solicitaron la emergencia agropecuaria hasta marzo del 2022
Dirigentes de la filial de Faa y de la Sociedad Rural charlaron con el ministro Bahillo y le solicitaron la emergencia agropecuaria hasta marzo del 2022

Por su parte, Matías Martiarena, presidente de la filial, indicó que “Bahillo no está ajeno a la situación”. Acotó que “compartimos el diagnóstico con el ministro, ahora resta esperar que recursos se van a destinar a una situación muy crítica, extrema diría en muchos casos. Una de las cuestiones, atípicas a otras emergencias, es que tres departamentos del sur y de la costa del Uruguay están muy afectados. Tenemos una cosecha maíz muy inferior a campañas anteriores, muy por debajo de los costos, maíces tardíos que no van a dar ningún fruto, sojas de segunda totalmente perdidas y campos sin oferta de pasto.”

Dijo que la “cosecha de maíz de primera es muy inferior a la de campañas pasadas y que el de segunda está destinado al fracaso total; mientras que en materia de soja, en el caso de no llover en los próximos días, muchos productores están evaluando en echar la hacienda al lote”.

En cuanto a ganadería, la situación es “igual o más compleja con la agricultura. Sin pastos, reservas y la posibilidad de hacer verdeos de invierno, porque no hay agua en el perfil”.

Dijo que se le solicitó al ministro una “línea de créditos para tener un tubo de oxígeno para que los productores podamos llegar a la próxima campaña”.

La situación es crítica

Eduardo Petti, Ingeniero Agrónomo, recorre buena parte de la geografía entrerriana por su trabajo, fundamentalmente la zona sur, donde, destaca, tenemos “cultivos totalmente perdidos, fundamentalmente en lo que se refiere a soja de segunda y maíces tardíos. Cultivos que en la mayoría de los casos la pérdida es irreversible. El que tiene la oportunidad de echar la hacienda , mientras que el que no lo da totalmente por perdido, en tanto que en algunos lotes se puede llegar a picar algo, con costos altos, porque realizar esta tarea con cultivos que rinden muy poco termina siendo caro el kilo de materia seca, pero la necesidad obliga a hacerlo”. Dijo que “queda la ilusión de que la soja de primera, con algún chaparrón que pueda caer, obtener un rinde que permita salvar algo”. El profesional entiende que “ resultará más que difícil que se llegue a los 2000 kilos, debido a que el período crítico en el cual la soja define su rendimiento lo pasó en una situación de stress muy importante, con lo cual la lluvia, en el caso de que llegue, va a ser tarde”.

crítica soja.jpg

El profesional destacó que en el 2020 tuvimos en la zona “la mitad de las precipitaciones que normalmente se dan. La sequía no fue de golpe. Venimos con una situación de pocas precipitaciones desde hace casi un año. En el verano todo se agudiza, y lo que más preocupa, más allá de lo perdido, el corto y mediano plazo con la llegada de la fina con un perfil seco y para mejorar esto se tiene que restablecer el régimen de precipitaciones. Tiene que llover 50 mm, a la semana otra lluvia, y así sucesivamente hasta que el perfil se vuelva a recargar”.

Por su parte Demetrio Melchiori, productor agropecuario, indicó que está cosechando “maíces de primera con rindes malos, entre 30 y 45 quintales, con un promedio que anda en los 40 quintales, cuando necesitas 4.500 kilos para empatar”. En lo que refiere a soja, indicó que las de “primera están feas pero algo, muy poco, van a dar. Eso sí-continúa- las de segunda están sin chaucha, secándose en el campo y los maíces tardíos se encuentran en un estado muy malo, razón por la que estamos hablando con los vecinos para picar ese maíz, antes que se pierda todo”.

Dejá tu comentario