Me-Gusta-960x120-CARO
Policiales |

¿Quién es el ex policía que se entregó y contó que había decapitado a su mamá?

Se trata de Martín Alberto Fallico Gutiérrez, de 41 años, quien quedó detenido por el matricidio de Marta Susana Gutiérrez. Se desempeñó en la Bonaerense hasta 2018, cuando se le diagnosticó trastorno de bipolaridad.

Martín Alberto Fallico Gutiérrez, de 41 años, el domingo por la noche se presentó en la Estación de Policía de La Plata, donde sostuvo que momentos antes había asesinado y decapitado a su mamá de 74 años, identificada como Marta Susana Gutiérrez. Se presume que el crimen lo habría cometido "por orden de los marcianos".

¿Quién es el presunto asesino de su madre?

Fallico se desempeñó como policía durante casi siete años hasta que en el año 2018 recibió una carpeta psiquiátrica luego de ser diagnosticado con trastorno de bipolaridad, según consignó el medio local "El Día".

Fuentes policiales precisaron que “estuvo internado en la clínica San Juan y que luego la abandonó”. Es por eso que la justicia busca determinar si se trata de una persona inimputable.

En el barrio donde se produjo el asesinato de Marta Susana Gutiérrez, no dudan en afirmar que Fallico era un vecino "ejemplar, servicial y voluntarioso, que se daba maña para todo”.

Sin embargo, todos aseguran que era muy común "escuchar bramidos" a cualquier hora del día. "Era normal escuchar que gritara de una forma que rozaba lo demencial. Al principio generaba susto pero después nos fuimos acostumbrando. Nos imaginamos que se enojaba cuando miraba la tele y escuchaba algo que no le gustaba”, relató Antonia, una vecina, según consignó "El Día".

En el barrio, los vecinos lo recuerdan como un niño “tranquilo al que poco se lo veía en la calle”. Algunos también lo describieron como un “pibe sobreprotegido por la madre y al que no dejaban ni salir a jugar a la pelota”.

Incluso, algunos sostuvieron que "solía tener actitudes nobles", como "limpiar toda la cuadra cuando había basura desperdigada. Plantar árboles y hasta poner carteles para que los autos redujeran la velocidad". “Jamás tuvo un problema con los vecinos, es más hizo varias changas de pintura en el barrio”, dicen otras voces del barrio donde se cometió el matricidio. También se le conocieron algunas novias, "aunque lo terminaban dejando".

Sin embargo, también hay quienes manifiestan que el acusado solía sostener hipótesis descabelladas, al comentar en charlas que "había alguien que nos maneja desde arriba y que en la Luna hay extraterrestres que venían cada tanto a la Tierra".

Cómo ocurrió el matricidio de La Plata

El hecho se produjo el domingo por la madrugada en una finca situada en la manzana N de un complejo de viviendas, que está ubicado en calle 82, entre 12 y 12 Bis, en el denominado barrio Monasterio, en la zona conocida como Villa Elvira.

Al revisar el interior del domicilio, los efectivos destinados en la comisaría 8ª de La Plata, en cuya jurisdicción ocurrió el ilícito, hallaron que el individuo había escrito, en las paredes de su habitación, mensajes que hacían referencia a seres de otros planetas.

Como consecuencia de este motivo, se presume, entre otras hipótesis, que el hombre asesinó a su progenitora aparentemente por órdenes que creía recibir de extraterrestres.

En tal sentido, se afirma que el sujeto mató a la víctima golpeándola en el cráneo con un tubo de gas y que luego, con dos cuchillos, le seccionó la cabeza a la septuagenaria, en el living del citado inmueble.

El sospechoso introdujo la cabeza de su madre dentro de una bolsa de consorcio, la cual depositó en el interior de un balde, que colocó a pocos metros del cadáver, que apareció tapado con una frazada.

Posteriormente el matricida se bañó, cenó junto al cuerpo y después, con un bolso, se dirigió a entregarse detenido.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Homicidio”, la doctora María Cecilia Corfield, fiscal de la Unidad Funcional N° 1 de los tribunales platenses.

Dejá tu comentario