Información General | Facebook | Medios

Quién es "Pichi" Taylor, la amiga de María Marta García Belsunce que se hizo viral por sus declaraciones en el juicio

Nora Margarita Burgues tiene 62 años y aún conserva su domicilio en el Country Carmel, donde conoció a María Marta. Su nombre fue furor en las redes sociales por el careo que tuvo con Inés Ongay durante el juicio por el crimen de su amiga

Entre la ciudad de Balcarce y el Country Carmel hay aproximadamente 450 kilómetros de distancia. Nora Margarita Burgues lo sabe. En algún momento hizo ese trayecto para ir a visitar a su familia. Nora, más conocida como “Pichi” Taylor, cumplió 62 años el pasado 6 de septiembre. Hace casi dos décadas, tras el asesinato de su vecina y amiga María Marta García Belsunce, su rostro circulaba por distintos diarios, revistas y canales de televisión.

Aunque poco se sabe de su vida actual, el estreno de la miniserie de NetflixCarmel: ¿Quién mató a María Marta?despertó curiosidad por esta mujer de carácter fuerte y rasgos delicados. Según pudo saber Infobae, la mujer aún conserva su domicilio en el Country Carmel.

¿Qué más se sabe de ella? Hermana de Laura y Patricia, “Pichi” fue alumna de la Escuela Primaria Nº 1 Domingo Faustino Sarmiento de Balcarce. Durante su adolescencia, según cuentan distintos medios, trabajó de modelo y hasta la nombraron reina de la Fiesta Provincial de la Papa en su ciudad natal. A diferencia de su hermana Laura, que estudió para ser contadora como su padre, Pichi siguió la carrera de Veterinaria. Luego, se casó con Miguel “Michael" Taylor, con quien tuvo cinco hijos.

En algún momento, el matrimonio Taylor se instaló en el barrio privado, donde tenían de vecinos a Carlos Carrascosa y García Belsunce. Con el tiempo, “Pichi” y María Marta se hicieron íntimas. Incluso, según consta en la miniserie, sus maridos también se hicieron amigos y se juntaban los cuatro.

Nora "Pichi" Burgues fue alumna de Escuela Primaria N.º 1 Domingo Faustino Sarmiento de Balcarce, la ciudad donde nació (Facebook)

Ninguna Pichi

Ocurrió el 10 de mayo de 2007 a las 14.34 horas en los tribunales de San Isidro. A la izquierda Nora “Pichi” Taylor, a la derecha Inés Ongay. Las dos amigas de María Marta García Belsunce protagonizaron un careo que terminó siendo una de las partes más comentadas de la miniserie. Se la puede ver en el minuto 36 del episodio 3, llamado “El Juicio”.

Todo comenzó el 12 de abril de 2007, luego de una contundente declaración que hizo Inés Ongay, amiga de García Belsunce desde la infancia (“Nos conocimos a los 11 años en el colegio”) y psicóloga social, frente al tribunal. Según Ongay, un día después de la muerte de María Marta, “Pichi” Taylor le contó que el viudo, Carlos Carrascosa, había solicitado que a su esposa no le hicieran la autopsia y que para eso habían pagado dinero.

“Terminó el entierro y entonces fuimos a lo de Taylor. Cuando llegamos, pusimos el agua para el té y mientras estábamos en el comedor le dije: ‘Bueno, Pichi, ¿qué pasó?’. Porque yo no creo que María Marta haya muerto como estaba escuchando en la Recoleta, con cuatro versiones y con este porrazo y todo. Entonces ella me dijo: ‘Mirá Inés, como esto se podía haber abierto en un suicidio o en un homicidio, hicimos lo que el Gordo quería (...) Como el Gordo había pedido que no la llevaran para hacer autopsia, y que la enterraran en el último horario, pagamos para hacer lo que el Gordo quería’”, sostuvo la mujer que, hace años, vive en Bariloche.

“Pichi” Taylor, de acuerdo a la reconstrucción que hacen en la miniserie, negó todo. “Yo nunca vi que el señor Carrascosa haya pagado absolutamente nada. Confío plenamente en él”, dijo, desmintiendo a Ongay.

“Pichi” Taylor e Inés Ongay protagonizaron un careo de alto voltaje en el que ninguna de las dos se movió de su postura (Captura de Netflix)

La frase más comentada

CAREO.jpg

Ese 10 de mayo de 2007, “Pichi” Taylor e Inés Ongay protagonizaron un careo de alto voltaje en el que ninguna de las dos modificó su postura. El intercambio fue el siguiente:

Inés: A ver, Pichi, con vos, y lo que yo declaro y ratifico es que: “Pagamos para hacer lo que el Gordo quería”. ¿Qué? Que no se la llevaran para ninguna autopsia y que la enterraran en el último horario, punto.

Pichi: No, no es así. Pero ¿a vos te parece que yo, sin conocerte, te voy a decir semejante barbaridad si yo soy una encubridora? Y arriba doy tu teléfono para decir: “Llámenla a Ongay, que ella va a decir lo que yo dije...”.

Inés: No importan mis conjeturas ni por qué pienso que lo dijiste.

Pichi: Vos hacés las conjeturas.

Inés: Yo ratifico lo que vos me dijiste.

Pichi: Y yo también estoy ratificando lo que dije. Porque vos también te podés haber confundido. Porque vos te vas a Bariloche, no tenés nada que perder. No tenés padre, no tenés marido, no tenés hijos. ¿Qué te importa? Cinco minutos de gloria. Lo que yo quiero decir es que el dolor que esta persona ha causado... Con el diario del lunes hablamos todos.

"Porque vos te vas a Bariloche, no tenés nada que perder. No tenés padre, no tenés marido, no tenés hijos. ¿Qué te importa? Cinco minutos de gloria", le dijo Pichi Taylor a Inés Ongay en el careo (Captura Netflix)

La acusación de Pichi se volvió viral en las redes sociales. “Necesito que todas mis amigas terminen de ver Carmel para poder decir: ‘Mala nivel Pichi Taylor’ y que entiendan”, escribió la periodista Florencia Alcaraz en Twitter. No fue la única. Durante varios días “Pichi Taylor” fue tendencia. “Pichi Taylor versus la hippie de Bariloche. Dos formas de pararse ante la vida”, sentenciaban. Incluso hubo hasta quienes pidieron un spin off de “Carmel” que se llame “Tomando el Té con Pichi Taylor”.

El día que asesinaron a María Marta García Belsunce, fue Miguel Taylor, el marido de “Pichi”, quien acompañó a Guillermo Bártoli, cuñado de la víctima, a buscar el certificado de defunción. En el juicio además de Miguel, declaró “Pichi” y uno de sus hijos, Santiago Hamilton Taylor. Como si fuera poco, Laura Burgues, hermana de “Pichi”, estuvo investigada por la Justicia, sospechada de vínculos con los narcos mexicanos y el lavado de dinero.

Finalmente, Nora “Pichi” Taylor fue sobreseída de la acusación de “encubrimiento”. Tiempo después, contó el diario Clarín, la mujer aprovechó para viajar a Europa a trabajar como veterinaria de caballos de polo.

Dejá tu comentario