Deportes | boca | Riquelme

¿Quiénes acompañarán a Miguel Russo y cuáles son los refuerzos que quiere Riquelme?

A la espera de la presentación oficial de Jorge Amor Ameal como nuevo presidente de la institución, el ex número 10 del Xeneize ya comenzó a trabajar en el armado del equipo para la próxima temporada

El Boca 2020 está en marcha. A 10 días de las últimas elecciones en el club, en la que los socios eligieron por amplia mayoría a la fórmula constituida por Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini, y que contó con la incorporación de Juan Román Riquelme, la nueva dirigencia ya puso manos a la obra para construir un equipo que vuelva a ser protagonista.

Con el objetivo de conseguir la séptima Copa Libertadores de su historia, y después de las dos frustraciones consecutivas ante River en el máximo torneo de clubes de América, Riquelme tendría decidido que un viejo conocido se transforme en el nuevo entrenador del primer equipo.

Miguel Ángel Russo, el último director técnico que levantó la Libertadores en Boca, está a un paso de reemplazar a Gustavo Alfaro en el cargo. Después de su experiencia más reciente en Cerro Porteño, de Paraguay, el hombre de 63 años tendría vía libre para hacerse cargo de la conformación de su cuerpo técnico. A pesar que en un primer momento se mencionó a Sebastián Battaglia como futuro nuevo integrante del staff, finalmente el jugador más ganador en la historia del club de La Ribera será el que tomará el lugar en la Reserva que dejó el Flaco Schiavi, despedido por la nueva administración.

¿Quiénes serían los principales laderos de Russo en el banco de suplentes? Como ayudante de campo volvería un ex futbolista que salió campeón con el Boca de Julio Falcioni: Leandro Somoza, que fue protagonista en el Xeneize en el título del Torneo Apertura 2011 y la Copa Argentina 2011/2012, seguirá trabajando con el experimentado DT luego de su paso por el conjunto paraguayo.

En relación al preparador físico, Damián Lanatta -también estuvo en Cerro Porteño- sería el apuntado por Miguel Ángel para manejar la puesta a punto del plantel. El otro PF mencionado fue Pablo Blanco, de estrecha relación con Alejandro Sabella y que fue parte del cuerpo técnico de Pachorra en Estudiantes de La Plata y luego en la selección argentina que llegó a la final del Mundial de Brasil 2014.

Una vez que se confirme a Russo, Riquelme comenzará a trabajar con el flamante entrenador para analizar los puestos a retocar en un plantel que contará con más de 30 profesionales, si contamos los jugadores que terminaron siendo parte del grupo que lideró Alfaro y los que regresarán de sus préstamos en otros equipos, entre ellos Leonardo Jara y el colombiano Sebastián Pérez.

Los refuerzos

Paolo Guerrero es el futbolista que más sonó en el mercado de pases. Después de una gran primera temporada en el Inter de Porto Alegre -anotó 20 goles en 41 presentaciones-, el delantero peruano espera el llamado forma de Riquelme para sumarse a Boca. Según los medios de Perú, el jugador que está próximo a cumplir 36 años, le habría comentado a su entorno su deseo de ponerse la camiseta azul y oro.

De vacaciones con su familia en los Estados Unidos, el capitán del seleccionado que dirige Ricardo Gareca quiere cumplir un sueño de jugar en el fútbol argentino y en un equipo con aspiraciones para el año próximo. Si Boca lo quiere tendrá que pegarle los 4.5 millones de dólares al conjunto brasileño para quedarse con el goleador.

Más allá de lo que pueda suceder con la llegada del 9, los otros nombres que circularon para reforzar al Xeneize fueron los de Santiago Ascacibar, el ex jugador del Pincha que hoy milita en el Stuttgart, de la Segunda División del fútbol alemán, y Charles Aránguiz, el volante chileno que es protagonista en el Bayer Leverkusen, de la Bundesliga.

¿Qué sucederá con Nicolás Gaitán y Ever Banega, dos ex Boca? Según anunció el candidato por el oficialismo, Christian Gribaudo, Nicolás Burdisso había llegado a un arreglo para que el zurdo vuelva a ponerse la camiseta xeneize. Pero, con la derrota del hombre que eligió Daniel Angelici para suplantarlo, el actual director deportivo perdió consideración en la conformación del manejo del fútbol y su ciclo se terminaría en breve -tiene contrato hasta diciembre de 2020-.

Con respecto al mediocampista que hizo debut el propio Russo y que compartió el mediocampo con Riquelme en la Libertadores 2007 que conquistó Boca, su situación es la siguiente: Banega tiene contrato con el Sevilla hasta junio del año próximo y habrá que ver si el club buscará la renovación o Ever se tendrá que buscar nuevo destino.

Con los rivales de la fase de grupos para la copa del año próximo ya confirmados, Ameal y Riquelme viajaron a Paraguay por primera vez como la nueva dirigencia de la institución. A pocos días que cambie el año calendario, el ídolo xeneize ya comenzó a planificar la versión 2020 de su Boca.

Dejá tu comentario