País |

Quiénes son los sospechosos y cuál sería el móvil del ataque a Yadón y Olivares

El diputado radical riojano Héctor Olivares y el funcionario y asesor catamarqueño Miguel Yadón habrían sido atacados por Juan Jesús Fernández, un monotributista de 42 años. Eran casi las 7 de la mañana, para ser exactos 6:51. El diputado radical riojano Héctor Olivares y el funcionario y asesor catamarqueño Miguel Yadón se encontraban caminando por la Plaza Congreso, sobre Avenida de Mayo. Ambos charlaban, los dos vestidos de jogging, cuando cruzaron un Volkswagen Vento gris que estaba estacionado sobre la avenida, detrás de un micro blanco, oculto. Cuando los funcionarios pasan, desde la ventanilla del vehículo disparan una, dos, tres…hasta más de diez veces con un solo objetivo según la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich: acabar con la vida de Yadón. El asesor de 58 años murió a los pocos minutos en el acto, tras recibir cinco disparos, mientras que Olivares –a pesar de recibir tres impactos de bala- encaró al homicida. En el video de se puede ver que el atacante llega a estar a pocos metros del atacante, pero no lo remata. En cambio, se asegura que Yadón está muerto, se sube a su Volkswagen Vento y se retira del lugar. Según fuentes del caso, el dueño del vehículo es Juan Jesús Fernández, un monotributista de 42 años que además tiene cuatro armas registradas a su nombre en Renar, aunque los registros estarían vencidos. Una de ellas sería la calibre .40, la usada en la escena del crimen. Según contaron fuentes del caso, en ese momento Fernández se encontraba a bordo del VW Vento patente LYS656 junto a su sobrino, apodado como "Cebolla". Una vez que constató la muerte de Yadón, huyó del lugar y ocultó el auto en un garaje ubicado a tres cuadras del lugar del ataque. El Volkswagen Vento – cuyo dueño es Fernández, pero tiene una cédula azul a nombre de Rafael de la Santísima Trinidad Cano Carmona- fue ubicado por la policía en un estacionamiento de la calle Bartolomé Mitre 1444, en la cochera número 131 del tercer subsuelo. "Fernández deja el auto en esa cochera desde hace 2 años", informaron. Cano Carmona también está siendo buscado. “¡Actuaron de forma desprolija! No eran sicarios”, aseguraron las fuentes. Según detallaron, el auto fue ingresado al lugar por los dos hombres (Fernández y su sobrino), los cuales le dejaron las llaves a un empleado del lugar que lo estacionó en la cochera. El vehículo está siendo peritado desde esta mañana por expertos en rastros de la Superintendencia de Policía Científica de la Policía Federal Argentina (PFA). Los investigadores encontraron gran cantidad de huellas, un proyectil y una vaina del arma calibre 40. Juan Jesús Fernández estaba registrado en el rubro de venta ambulante de comida de la AFIP hasta mediados de 2018, con domicilios fiscales en Santa Cruz y en Santa Fe, vecino del barrio de Congreso. El Vento está a su nombre desde el 19 de octubre de 2015, adquirido a través de una concesionaria de autos usados en Villa Luro sobre la avenida Rivadavia. Al mismo tiempo, acumula $35.507 pesos por “incumplimiento de grabado de autopartes”, “estacionar en espacios reservados”, “excesos de velocidad en la provincia de Buenos Aires”. En este contexto, tres nuevas multas llegaron en el registro por más de 15 mil pesos, todas en la Ruta Provincial 2 por exceso de velocidad en los kilómetros 52, 114 y 180. Con respecto a Rafael de la Santísima Trinidad Cano Carmona, de 50 años, y en cuyas manos tiene la cédula azul del auto, es un transportista con domicilios en Santa Fe y en Capital Federal, ex monotributista, que está siendo buscado por la policía: "Sería familiar, hermano aparentemente, de la esposa de Fernández". Consultados por este portal, fuentes detallaron que la principal hipótesis que manejan los investigadores es un “crimen pasional” contra Yadón. De esta manera, la desprolijidad del hecho lleva a descartar que se haya tratado de sicarios profesionales por la “desprolijidad” del hecho, advirtieron. En este sentido, fuentes del caso detallaron que el objetivo de los agresores era Yadón, quien aparentemente alquilaba un departamento en los alrededores del Congreso junto a Olivares. “El atacante habría sido su novio anterior”, dijeron las fuentes del caso. Mientras tanto, efectivos de seguridad allanaron la casa de Fernández -que se mantiene prófugo- en Avenida Belgrano 1735, a pocas cuadras del lugar del ataque. El diputado Olivares fue trasladado de urgencia a la unidad de terapia intensiva del Hospital Ramos Mejía luego de que se le practicaron una serie de cirugías para controlar su cuadro. Sigue en estado crítico.

Dejá tu comentario