Me-Gusta-960x120-CARO
Policiales |

Quiso avisarle a su vecino policía que iban a robarle, quedó en medio del tiroteo y fue asesinado

Tenía 44 años, vivía en Rafael Castillo y recibió un disparo en la frente.

“¡Guarda que están por robarte!”, le gritó Martín Almirón a su vecino, un sargento de la Policía Federal. Como solía hacerlo, el mecánico de 44 años salió en defensa de uno de sus vecinos. Pero esta vez todo iba a terminar en una tragedia. Cuando salió a la vereda, el hombre recibió un disparo en la frente mientras el oficial y los tres delincuentes se enfrentaban en un tiroteo.

En la noche del lunes, Almirón vio que tres delincuentes iban a abordar al sargento, que llegaba a su casa en su camioneta Volskwagen Amarok. Por eso, salió a la puerta de su casa, ubicada en Tres Cruces al 2400, en Rafael Castillo, partido de La Matanza, y le gritó que lo quería asalta.

De inmediato, el hombre que había llegado en su vehículo, se identificó como policía, dio la voz de alto y desenfundó su arma. En ese instante, comenzó el tiroteo. De un lado el oficial con su 9 milímetros y del otro, los tres delincuentes. Ante esa situación, Almirón no pudo volver a su hogar porque fue herido de muerte.

Embed

en un auto y quedaron registrados en una cámara de seguridad de un vecino. El fiscal Federico Medone, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción de Homicidio de La Matanza, ordenó una serie de investigaciones a cargo de la Policía Bonaerense en el lugar del hecho.

Hasta el momento, no se pudo determinar de qué arma salió la bala que mató al mecánico. El cuerpo de la víctima fue trasladado a la morgue judicial de Lomas de Zamora, para la realización de la autopsia. El expediente fue caratulado como "homicidio en ocasión de robo" y, hasta el momento, el fiscal se encuentra a la espera del resultado de las pericias balísticas para determinar los pasos a seguir.

Tras el asesinato, Damiana, la madre de la víctima, dijo en medio de una crisis nerviosa a los medios: “Nadie me va a devolver a mi hijo. No sé si me voy a reponer de esto”. En tanto, una vecina aseguró: "Al parecer los ladrones creyeron que se trataba de un efectivo policial y por eso le tiraron a mansalva".

Embed

Según el relato de la vecina del mecánico, fue la hija de Almirón quien descubrió a los delincuentes escondidos en una esquina y le dijo a su padre. Él, con el objetivo de alertar a su vecino, le gritó desde la puerta. De inmediato se produjo el tiroteo.

Además, la mujer relató sobre el hecho: “Almirón estaba con su esposa y su hija en el hall de la casa. Cuando terminó la primera balacera, donde se escucharon seis o siete tiros, Sabrina, su esposa, le pidió que no saliera, pero Martín escuchó que una mujer gritaba y lloraba y por eso salió. Pero los gritos eran de una persona que estaba con los delincuentes que recibió un disparo”.

Embed

Y continuó: “Cuando lo vieron a él, le empezaron a disparar. Y lo mataron. El policía ya no estaba, por lo que para mí los delincuentes creyeron que él era el policía. Le dispararon a mansalva. Quedó tirado al lado de un árbol en la vereda y cuando llegó la mujer y su hija ya estaba muerto. Fue una desesperación, estaba tirado en el piso, ya sin vida”. Y finalizó: “Él era un buen amigo, buena persona y justiciero. Siempre salía a ayudar a los vecinos si escuchaba gritos de auxilio”.

Por otra parte, relató: “Hace dos semanas quisieron robarle a una chica y él salió a ayudarla. No le importaba nada. El barrio es muy inseguro y muchos vecinos compraron cámaras de seguridad para estar más seguros”.

Dejá tu comentario