Ciudad | COES | coronavirus | Covid-19 | Gualeguaychú

Rechazo y polémica por la prohibición del mate y la comida en los comercios

Dos puntos del decreto generaron dudas y, fundamentalmente, rechazo entre quienes atienden los locales.

El decreto municipal que habilitó la vuelta de los comercios -de 8 a 18 horas- en medio del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio por la pandemia del Covid-19, estableció que "no está permitido el consumo de bebidas y alimentos dentro del local, tanto para el empleado como para el cliente. Esto incluye el mate".

Además, en el punto siguiente marca que "en caso de jornadas largas de trabajo, se instrumentará el momento del almuerzo en una zona distinta al de atención o se cerrará transitoriamente el local".

El objetivo del horario corrido es la de disminuir la circulación y evitar el retorno dos veces en el mismo día del hogar al local y viceversa, y así ahorrarle a los comerciantes una vez el proceso de desinfección y los cuidados sanitarios correspondientes a la hora de volver a casa luego de la jornada laboral.

Sin embargo, es insólito y perjudicial para la salud que una persona permanezca tantas horas sin ingerir bebidas ni alimentos. Por lo que, siguiendo a rajatabla el decreto, sería inaplicable una jornada laboral de horario corrido sin el cierre del local.

Al respecto, Hugo Bruzzoni, secretario del Sindicato de Empleados de Comercio, aseguró que "ningún comercio de Gualeguaychú está preparado para tener un lugar donde realizar un break en una jornada de horario corrido". Hablamos con el Centro de Defensa Comercial sobre ese tema, y quedamos en volver a juntarnos para encontrarle una solución", aseguró.

Bruzzoni aclaró que "se sigue con la modalidad de 8 horas de trabajo, más allá de que sea de corrido o no".

El protocolo elaborado por el COES:

1269-2020 ANEXO (1).pdf

Reapertura

"Estamos contentos por la reapertura pero preocupados por la salud de los trabajadores", expresó Bruzzoni, que aseguró que "la pandemia nos complicó la vida a todos, pero sobre la marcha hemos ido solucionando algunos problemas".

El titular del Sindicato de Empleados de Comercio advirtió que "hay negocios que ya han cerrado y no volverán a abrir", y opinó que "no se cual es la salida, pero el estado tiene que buscar la forma de ayudarlos para que se reinserten en el mercado".

Además, brindó un dato que marca que la crisis viene desde mucho antes del coronavirus: "En el 2017 teníamos registrados 2210 trabajadores en nuestro rubro, y ahora a duras penas llegamos a los 1800".

Dejá tu comentario