Insólito |

¿Recuerdan la banana en una pared valuada en 120 mil dólares? Uno fue a verla y se la comió

Lo hizo otro artista, que se acercó a la galería de Miami que la expone, la despegó de la pared y simplemente se la comió.

A inicios de esta semana, la obra de arte contemporáneo del polémico artista italiano Maurizio Cattelan dio la vuelta al mundo por lo insólito de su esencia: una banana adherida a la pared con cinta aislante, que había sido vendida a un coleccionista francés por 120.000 dólares.

Ahora el trabajo –titulado 'Comediante'– vuelve a llamar la atención, después de que este sábado el artista plástico David Datuna decidiera despegar y comerse la banana, que se exponía en la galería Perrotín en Miami, ante la atónita mirada de los espectadores.

Datuna registró el momento y lo ha publicado en su cuenta de Instagram. En las imágenes se le observa caminando hacia la pieza y arrancándola de la pared. "Representación artística… artista hambriento", dijo mientras pelaba la fruta. "¿Tienes más?", preguntó después de que se la comió.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

“Hungry Artist” Art performance by me I love Maurizio Cattelan artwork and I really love this installation It’s very delicious

Una publicación compartida de David Datuna (@david_datuna) el

Aseguró que no realizó la actuación como una estrategia o publicidad, porque ya cuenta con muchas instalaciones artísticas alrededor del mundo. Por su parte Emmanuel Perrotín, dueño de la galería, indicó que la fruta se podrá reemplazar.

banana-arte-640x415.jpg

"Encontremos otra banana, porque él no se comió 'la banana', es 'una banana'. Yo también me comí otra ayer por la noche", aseguró.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

“Hungry Artist” Art performance by me I love Maurizio Cattelan artwork and I really love this installation It’s very delicious

Una publicación compartida de David Datuna (@david_datuna) el

A pesar de que la pieza fue consumida, esto no será un factor para que disminuya su integridad, ya que está diseñada para ser reemplazada. "No destruyó la obra de arte. El plátano es la idea", dijo Lucien Terras, director de relaciones de la galería, al Miami Herald.

banana.jpg

Finalmente la fruta fue repuesta y se ha colocado también un cordón de seguridad para preservar la obra.

Dejá tu comentario