Ciudad |

Refinanciación de saldos de tarjetas: Termina el plazo y hay que pagar

Los resúmenes a pagar en agosto ya están disponibles con el recordatorio: arrancan las cuotas. Cada una está incorporada íntegramente al pago mínimo, es decir que constituyen un saldo que no se puede diferir.

A diferencia de otros "rescates" crediticios, el plan de nueve cuotas para las deudas de tarjeta de crédito duró un mes y llegó la hora de empezar a pagarlo.

Es que el período de tres meses de gracia se agotó. Los resúmenes a pagar en agosto ya están disponibles con el recordatorio: arrancan las cuotas.

Y lo que es más importante: cada una está incorporada íntegramente al pago mínimo, es decir que constituyen un saldo que no se puede diferir. Una carga financiera para muchos que siguen con el agua al cuello al igual que hace tres meses.

¿Cuál fue la adhesión a la medida?

Se estima que en torno al 40% de los saldos fueron "pateados" en el marco de este esquema de financiación, apenas por encima del 30 % de la cartera que históricamente hace "revolving" (postergar para el mes siguiente parte del saldo del resumen).

"Teniendo en cuenta la interrupción o el desplome de ingresos que sufrieron muchos, se hizo un esfuerzo grande por pagar todo lo que se podía", explican en la industria, ahora preocupada por la incidencia que puede tener en la morosidad el inicio de las cuotas.

En cuanto a la financiación de la porción que no se lograba cancelar, quien no pagaba la totalidad del resumen entraba por defecto al plan oficial de nueve cuotas iguales y fijas.

El "revolving de nueve cuotas", como le dicen en el sector, marcó además el debut de un nuevo tope de tasa para estas financiaciones que el Banco Central fijó en 43 % (lo que lleva el costo financiero total a aproximadamente 70 %). Claro que antes ese costo podía escalar hasta el 200 %.

La reacción temprana ante un posible recrudecimiento de la morosidad se vincula también con los llamados créditos "tasa cero", destinados a autónomos y monotributistas y acreditados en las tarjetas.

En este caso, la financiación tiene un período de gracia de seis meses. Desde el séptimo mes (noviembre), se reembolsa en 12 cuotas mensuales iguales.

Los créditos se otorgan en tres acreditaciones iguales, por lo que hay solicitantes que ya recibieron todos sus desembolsos, un fenómeno que se tradujo en un crecimiento excepcional de estas líneas, que refleja esta inyección oficial de fondos de emergencia.

Y con un detalle no menor: las cuotas, llegado el momento de comenzar a reembolsar el crédito, también estarán incluidos 100 % en el pago mínimo y deberán ser abonadas cada mes en su totalidad.

Ya se otorgaron 469.878 "tasa cero" por un acumulado de $ 56.237 millones, con un total acreditado de $ 43.230 millones.

El plan de nueve cuotas para tarjetas no recibió el oxígeno que hace poco el Banco Central otorgó a los créditos para Pymes al 24%, que quedaron comprendidos dentro de la prórroga de vencimientos de deudas bancarias hasta el 30 de septiembre. De lo contrario, también hubieran tenido que afrontar el primer reembolso en agosto.

Fuente: Clarín

Dejá tu comentario