Policiales |

Renovaron el pedido de Justicia por Fátima Acevedo frente a los Tribunales de Paraná

"Su muerte se pudo haber prevenido porque Fátima hizo muchas denuncias por violencia, acoso y amenazas", aseguró una de las compañeras con la que compartía habitación en la Casa de las Mujeres.

n grupo de mujeres se concentró este miércoles frente a Tribunales de Paraná para renovar el pedido de Justicia por la joven de 25 años cuyo cuerpo fue hallado sin vida en un aljibe de la zona de calle Tibiletti al final en la capital entrerriana. "Su muerte se pudo haber prevenido porque Fátima hizo muchas denuncias por violencia, acoso y amenazas", aseguró una de las compañeras con la que compartía habitación en la Casa de las Mujeres.

La mujer se mostró "angustiada porque se me fue una amiga". Y en la oportunidad, recordó cómo fue el día de la desaparición de Fátima Acevedo. "Fátima ingresó a la Casa de las Mujeres el 4 de febrero, hasta el domingo 1 de marzo que desapareció. Muchas veces la retuve para que no fuera… pero ese domingo dijo que iba a hacer unos trámites y después, ver un alquiler, porque nuestra idea era irnos a vivir juntas", recordó.

"Iba a volver al mediodía, pero no lo hizo, la llamé a la una de la tarde porque nosotras nos íbamos a la costanera", agregó. Según aclaró la mujer, Fátima "se fue temprano, a las 8.30 de la mañana", y ella no la vio. Ya que si la hubiera visto, "no la hubiera dejado sola", destacó.

Jorge Nicolás Martínez, único detenido por el femicidio, escribió un mensaje en su celular, y luego lo envió, desde su teléfono pero con otro chip, a la amiga de Fátima, haciéndose pasar por ella. Palabras más, palabras menos, la mujer recordó qué decía ese mensaje: "Me llegó un mensaje que decía `Negri, estoy bien. Soy Flor. Estoy en un trabajo por el que me van a pagar bien, después te voy a ir buscar. Dale un beso al enano". "Me di cuenta que no era ella porque a su hijo jamás le dijo enano y a mí nunca me llamó negri", destacó la compañera de Fátima.

La mujer, madre de cuatro hijos, destacó que después del femicidio de Fátima, ya no sale sola a la calle. “Que se haga Justicia, que los responsables den la cara como lo debieran haber hecho desde un primer momento", sentenció.

Por su parte, Florencia López, la mejor amiga de Fátima, remarcó: "Seguimos esperando una respuesta de parte de la Justicia, la Policía y el Municipio, porque no se comunicó nadie conmigo. Su silencio dice mucho".

En tanto, la titular de Vidaer, Carla Cusimano, se hizo presente en la manifestación "para repudiar lo sucedido ante una muerte que pudo haber sido absolutamente evitable". "Sin dudas hay un culpable pero detrás, hay una serie de responsables dentro de la Justicia que deben haberse hecho cargo de esta situación para que Fátima Florencia no termine como terminó, y un hijo que quedó sin su madre", apuntó. (elonce)

Dejá tu comentario