Deportes |

River erró un penal en la última jugada y terminó igualando sin goles ante Cruzeiro

El Millonario empató sin goles frente a Cruzeiro, en el Monumental, por el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores. El Millonario no pudo quebrar al conjunto de Belo Horizonte ni con un penal que le dio el VAR en la última jugada del encuentro y que Matías Suárez tiró por arriba.

El equipo que dirige Marcelo Gallardo tomó la iniciativa desde el arranque, con el manejo casi absoluto de la pelota y un claro dominio en el terreno de juego. Sin embargo, le faltó claridad al acercarse al arco defendido por Fábio y extrañó la potencia de Lucas Pratto en los últimos metros.

Los brasileños se pararon bien atrás para esperar los ataques del rival e intentar salir rápido de contra. Si bien la defensa de River apareció mal parada en un par de ocasiones, el conjunto de Belo Horizonte no aprovechó los espacios y evidenció grandes falencias para concluir sus avances contra Franco Armani.

La más clara del primer tiempo llegó luego de un cabezazo de Matías Suárez que detuvo el arquero y que Ignacio Fernández no pudo aprovechar en el rebote. El mediocampista se lo perdió de manera increíble, aunque se lo vio algo incómodo en aquella acción en la lucha cuerpo a cuerpo con Egidio.

El ex Gimnasia también acercó peligro con un tiro libre que detuvo Fábio y que Exequiel Palacios no concretó en el rebote (la tiró afuera). El mismo futbolista probó desde lejos un rato más tarde, pero el arquero volvió a mostrarse seguro como en cada intento del Millionario hasta ese momento.

En el cierre de la etapa inicial, River aceleró y Nicolás De la Cruz casi convierte con una pelota que rebotó en su pecho y terminó en las manos del guardameta. La última fue un cabezazo desviado de Robert Rojas, quien a los 32 minutos había reemplazado a Javier Pinola (podría ser un desgarro).

River

La polémica se dio al minuto del complemento: Marquinhos Gabriel apareció mano a mano con Armani y definió al gol, pero el juez de línea lo anuló por posición adelantada. El suspenso se sintió durante la espera del VAR, que le confirmó al chileno Julio Bascuñán la determinación de su asistente.

Gallardo mandó a la cancha a Lucas Pratto, todavía no al 100% a raíz de sus problemas físicos. Y más tarde también a Ferreira en lugar de De la Cruz. Pero el equipo brasileño parecía sentirse cada vez más seguro y subía cada vez con más gente a campo rival. De la mano del Oso llegó la que hasta ese momento fue la chance más clara de River en el partido. Como síntoma de sus dificultades, fue en una pelota parada, a los 38 minutos, cuando con el arquero a mitad de camino y sin defensa posible cabeceó apenas afuera.

Pero después también estuvo cerca a los 42 Cruzeiro, cuando Egidio desde un costado quiso definir de emboquillada y la pelota salió por encima de Armani y también del arco.

Hasta que cuando se jugaba tiempo agregado, de un corner que parecía no tener complicaciones, el árbitro Bascuñán fue llamado por el VAR, donde observó un agarrón sobre un jugador de River. Correctamente el chileno dio penal, pero Matías Suárez le entró muy abajo y desperdició una oportunidad inmejorable para River, que tendrá que ir a buscar la clasificación a Belo Horizonte.

Dejá tu comentario