País |

Scioli irá a juicio oral por recibir dádivas cuando era Gobernador

Lo pidió el fiscal Garganta. También envió a Alberto Pérez y el empresario y amigo del ex gobernador Ricardo Miller. Lo acusa de tráfico de influencias y negociaciones incompatibles. La Justicia debe definir si hace lugar a la solicitud. El fiscal platense Álvaro Garganta pidió que Daniel Scioli sea enviado a juicio oral en la causa que investiga todo tipo de irregularidades en su gestión en la Provincia. La causa se había iniciado por una denuncia de la diputada Elisa Carrió por lavado de dinero, pero el fiscal decidió acusarlo de los delitos de negociaciones incompatibles con la función pública y tráfico de influencias. Tras el requerimiento de elevación del fiscal, ahora la jueza de Garantías Marcela Garmendia debe revisar y definir si manda a juicio a Scioli y a los otros 38 procesados en el expediente. Además del ex gobernador el fiscal solicitó que vayan a juicio oral el ex jefe de Gabinete de la Provincia Alberto Pérez, su segundo conocido como el hombre del dragón Walter Carbone; el ex director de Aguas Bonaerense Guillermo Scarcella, el ex ministro de Salud Alejandro Collia y el empresario y amigo de Scioli Ricardo Estanislao Miller, entre otros. La causa contra Scioli tiene ocho desdoblamientos. El fiscal decidió elevar solo cinco de ellos y seguirá investigando los otros delitos que bucean en las supuestas "cajas negras" de la gestión sciolista. A Scioli lo acusa de haber adjudicado de manera irregular nueve obras públicas para construir Unidades de Pronta Atención en la Provincia por $ 117 millones al empresario Miller que luego le compró un terreno en Villa La Ñata -donde vive Scioli- y con el que tenía una relación personal y comercial. En el escrito el fiscal consideró que Scioli recibía "dádivas" de parte del empresario. Desde la ?defensa de Scioli criticaron al fiscal y anticiparon en un comunicado que pedirán el sobreseimiento "por entender que es muy grave que se lo pretenda enjuiciar por sospechas o suposiciones infundadas". Según la investigación, antes de comprar el terreno en 2017 por US$ 3.850.000, Miller le alquiló el predio de 41.000 metros cuadrados en Villa La Ñata al entonces gobernador para montar un supuesto emprendimiento hotelero. Por administrarlo y gerenciarlo le pagó $4.464.960 en 60 cuotas mensuales.

Dejá tu comentario