Ciudad | Caso Pastorizzo | Fernando Pastorizzo | Nahir Galarza

Se cumplieron dos años de un crimen que conmovió a la ciudad

Fernando tenía apenas 20 años y estaba envuelto en una relación tóxica con Nahir Galarza. Todo terminó de la peor manera: una familia destruida y una ciudad que acompañó el pedido de justicia desde el primer momento.

Muchos factores influyeron para que el caso Pastorizzo no sea un caso más en la ciudad, y tampoco en el país. La corta edad de los protagonistas, la fecha del año; los mensajes, videos y hasta las redes sociales: nada quedó afuera.

El 29 de diciembre de 2019, Fernando Pastorizzo recibió dos disparos de arma de fuego a muy corta distancia. Los impactos fueron ocasionados por una 9 mm, un arma reglamentaria que pertenecía al policía Marcelo Galarza, padre de la victimaria.

La confesión tardó menos de 24 horas en llegar. Nahir Galarza de apenas 19 años de edad despedía a Fernando como “su ángel” y su gran amor a través de una historia de Instagram, pero horas después revelaba que había sido ella quien lo había asesinado.

El caso no tardó en mediatizarse a nivel nacional. Llegaron camiones y móviles de TV que colmaron la zona de Tribunales.

Se escucharon mil historias (casi todas falsas) que iban desde personal trainers en la Comisaría de la Mujer, un falso diario íntimo de la condenada, hasta relatos que invadían la vida privada de los jóvenes.

Finalmente, después de unos cuatro largos meses de prisión preventiva, la joven fue condenada por el crimen de Fernando Pastorizzo a 35 años de prisión que actualmente cumple en la cárcel de mujeres de Paraná.

El mismo día que fue trasladada –en plena madrugada- su familia cargó todos sus muebles en un camión y siguió de cerca la patrulla para instalarse en la capital provincial.

En medio de una tragedia que dejó destruida a la familia Pastorizzo, la condenada generó todo tipo de noticias para levantar su perfil mediático, hasta derivar en la firma de un contrato para contar su historia en el cine, algo impensado en medio del dolor de una familia y de una vida que quedó trunca.

Gustavo Pastorizzo, padre del joven asesinado recordó a su hijo y le dedicó unas palabras a Nahir Galarza. En las redes sociales escribió: “Dos años sin vos Nando ¿qué decir? Que se te extraña cada día más, que nada ni nadie supera tu ausencia, que ni siquiera haber logrado justicia por vos alivia mi pena, que ni verla pudrirse a diario a tu asesina tampoco, porque no vive... solo respira, nada es igual sin vos tremebundo”.

“Pero tu hermanito Gabriel me devolvió la sonrisa, vos no te fuiste, estás acá, en todas partes en las sonrisas de Gabriel, en la gente que te adora, en mi corazón que late por vos. En cambio ella se hunde en sus miserias y en la maldad que trajo desde la cuna, y allí terminará. De respirar hasta sus últimos días, no saldrá jamás mientras yo esté en esta Tierra. Ya puedes descansar en paz Nando. Te asesinaron de una manera cruel e inhumana, como es ese ser nefasto, pero vos vivís en mucha gente. Te amo, tu Pa”, finalizó.

Dejá tu comentario