Me-Gusta-960x120-CARO
Ciudad | Concejo Deliberante | Gualeguaychú

Se habilitaron remises con hasta 15 años de antigüedad en la ciudad

Tras la pandemia, el sector quedó inmerso en una crisis que obstaculizaban la inscripción de nuevos vehículos para trabajar en la ciudad. Hasta mayo del año que viene, se podrán habilitar coches de hasta 15 años de antigüedad, extendiendo el período en cinco años más. El objetivo es aumentar el parque automotor del sector y que deje de haber demoras en el servicio, sobre todo durante la temporada de verano.

Este martes se aprobó por unanimidad en el Concejo Deliberante el proyecto de Ordenanza que suspende hasta el 31 de mayo de 2022 el requisito de un máximo de 10 años de antigüedad para poder tener habilitado un remís.

En este sentido, el plazo se extendió hasta 15 años y, además, quedó suspendido por la próxima temporada la prohibición de realizar nuevos trámites de habilitación de coches hasta marzo.

En concreto, los concejales de todos los bloques suspendieron por un tiempo la vigencia de algunos artículos de la Ordenanza que regula la habilitación de remises en la ciudad, algo que había sugerido la Dirección de Tránsito Municipal debido a que actualmente circula el 50 por ciento de los coches que históricamente siempre hubo en Gualeguaychú.

Debido a esta situación, en el presente se registran constantes demoras en el servicio para los usuarios. Esta problemática llevó a que los diferentes titulares de las agencias y también algunos choferes plantearon en el Concejo Deliberante que luego de la pandemia se tornó muy difícil renovar los modelos de aquellos vehículos que habían sobrepasado los 10 años de antigüedad, por lo que se resolvió suspender hasta el 31 de mayo de 2022 ese requisito de 10 años y se extendió a 15 años. Vencido este plazo se evaluará si esta cuestión es la que verdaderamente genera la traba para que haya más autos remises circulando en la ciudad.

Al mismo tiempo, los tres bloques de concejales decidieron suspender la vigencia del artículo de la Ordenanza de Remises que estipula que entre los meses de septiembre y marzo no se pueden habilitar nuevos autos. El objetivo de esta disposición es evitar la llegada a nuestra ciudad de trabajadores golondrina, que registraban un auto durante el verano y lucraban solamente durante la temporada, perjudicando a los trabajadores que realizan la tarea durante todo el año. Sin embargo, por la emergencia que sufre actualmente el sector se ha suspendido ese artículo por esta temporada para facilitar la habilitación de nuevos coches.

La realidad del sector

La difícil situación económica generada por la pandemia, no es ninguna novedad, y todavía hay sectores muy golpeados. El de los remises es uno de ellos, por lo que se volvieron impostergables las medidas para acompañar a los trabajadores del sector.

Los datos oficiales son contundentes e ilustran esta crisis. Según informó el titular de la Dirección Municipal de Tránsito, Oscar Navone, actualmente son 317 los vehículos habilitados que prestan el servicio. Esta cifra encuentra resonancia cuando se la compara con los 491 remises activos en diciembre de 2019, con los 583 de diciembre de 2018 o con los 581 de diciembre de 2017.

La tendencia es clara y evidencia una sostenida disminución de la cantidad de automóviles habilitados para prestar el servicio en la ciudad. Las causas son económicas (muchos remises fueron dados de baja durante la pandemia), pero también hay aspectos normativos que inciden en el sector.

Hasta antes de la sesión de este martes regía sin modificación en sus artículos la ordenanza Nº 11.686/2012 que, entre otras cosas, estipulaba que los autos habilitados para prestar el servicio de remís deben tener como máximo 120 meses o, lo que es lo mismo, diez años. También determinaba que las licencias sólo podrán ser otorgadas desde el 1° de abril hasta el 30 de septiembre de cada año, medida que, en su momento, apuntó a cuidar las fuentes de trabajo locales ante la llegada de “trabajadores golondrina”.

En la coyuntura actual, estas dos disposiciones resultanban un problema para el sector. Ya que, por un lado, la adquisición y reposición de los vehículos tiene un costo muy alto, y, por otro, las fechas dispuestas en la ordenanza vigente imposibilitan habilitar nuevos remises de cara a la temporada de verano, cuando la demanda del servicio crece enormemente.

Dejá tu comentario