Me-Gusta-960x120-CARO
Mundo | Estados Unidos

Se metió a un restaurante por la noche y lo que descubrió se volvió viral

El video filmado en un local de Estados Unidos casi alcanza las 3 millones de reproducciones. El responsable de la grabación es un empleado de una cadena de comida rápida.

La salubridad de los restaurantes siempre suelen estar en el foco de atención debido a la atracción de las ratas por la comida. Tal es así que Pixar llevó al cine la historia Remy, una rata que sueña con convertirse en chef en Ratatouille. La película encantó al público y se llevó el Óscar a la a la mejor película de animación. Pero en la vida real suele ser mucho más desagradable la presencia de un roedor en las cocinas, y mucho más si todo queda registrado en un video de TikTok.

Fue así que el usuario de la red social china, cuyo nombre de perfil es blaqazzrick01, se volvió viral al demostrar los horrores sanitarios de una sucursal de una cadena de comida rápida ubicada en Whashington, Estados Unidos.

El hombre responsable del video es un empleado del estableciento que ingresó al local por la noche. Según contó, reparte la materia prima a las sucursales de la cadena que promete ofrecer el mejor pollo frito al estilo Louisiana. Con una sonrisa irónica en el rostro y mientras se dirigía a abrir la puerta dijo a modo de adelanto: “Es una mier... alocada”.

“Vamos a entrar, ¿Están listos?”, se lo escucha decir a medida que ingresa al establecimiento y caminaba lentamente a la zona en donde se preparan todos los pedidos. “Esto es Popeyes”, dijo irónicamente, siguiendo su presentación con el slogan de la marca y prendiendo la luz de la cocina.

Pero en cuando el espacio quedó completamente iluminado, una gran cantidad de ratas gordas y oscuras empezaron a huir del lugar. Con una vista rápida del video se pueden observar unas quince ratas, que estaban reposando entre las cajas de cartón apiladas, pero que al sentirse amenazadas corrieron en busca de refugio.

El clip se puede ver como muchas de ellas se treparon por las paredes utilizando las cañerías como soporte hasta llegar a los ductos de ventilación, tal vez con destino final en su nido. “Mirá a estos hijos de pu... ¡Mirálos!”, exclamó el tiktoker a medida que los animales seguían saliendo.

Embed

Además, comenzó a golpear la mesada de aluminio para que el estruendo asuste aún más a las ratas. Luego, cuando se aseguró que no había más roedores, preguntó desafiante mirando a la cámara: “¿Todavía amás el pollo de Popeyes?”.

Como suele pasar en las redes sociales, la publicación se hizo viral y alcanzó gigantescas cifras: el video fue visto más de 2,8 millones mil veces, superó los 20 mil comentarios y fue compartido más de 143 mil veces.

Sin embargo, días más tarde el clip superó las barreras de lo digital y comenzaron las consecuencias. Según informó Fox News, el local fue clausurado por "violar el código sanitario. El establecimiento de Popeye en cuestión está ubicado alrededor del mercado oriental de Washington D.C.

Y al parecer no es problema nuevo para la cadena, ya que de acuerdo con WTOP News, solo en este año se reportaron al menos siete quejas de diversas violaciones en seis sucursales de la cadena,

Dejá tu comentario