Provincia | Entre Ríos

Se "traspapelaron" tres muestras de hisopado en un hospital entrerriano

“Nadie puede poner en duda que nosotros somos los primeros en querer saber si una persona tiene o no el virus”, sentaron posición las médicas Graciela Ingold y Mariquena Zelayeta, directora del Hospital San Roque de Villa Elisa e integrante del Grupo de Epidemiología local, respectivamente. En conferencia de prensa, explicaron qué pasó desde el último viernes en que tomaron esas muestras, hasta este martes que lograron rastrearlas.

“Las muestras se transportan en tubos refrigerados, adentro de cajas refrigeradas y a su vez de conservadoras refrigeradas. Desde nuestro departamento, se trasladan a veces a través de los municipios y a veces a través de un transporte público, que pasa a la madrugada a buscarlas. Esas cajas quedan cerradas, empaquetadas y selladas”, pusieron en contexto.

Creemos que fue un error de comunicación de pensar que habían pasado a buscar las muestras, como habitualmente lo hacen, pero justamente se dio la situación de que habíamos cambiado la organización de las áreas y esa parte quedó aislada del resto del hospital”, continuaron.

“Llamamos todo el fin de semana a Epidemiología de la provincia preguntando por las muestras y en ningún momento nos dijeron que no habían llegado a Paraná, porque sino rápidamente nosotros nos poníamos a buscarlas”, revelaron.

No sabemos realmente si nosotros entendimos mal o la persona que tenía que pasar a buscarlas no pasó

“No sabemos realmente si nosotros entendimos mal o la persona que tenía que pasar a buscarlas no pasó. Como eso ocurre de madrugada y no tuvimos otros hisopados esos días, no volvíamos a la heladera ni a abrir las cajas habitualmente, es decir que se dieron una serie de condiciones para que esto sucediera”, dieron a conocer.

Responsabilidades

Consultadas respecto a la posibilidad de iniciar una investigación o sumario interno para deslindar responsabilidades sobre lo ocurrido, así respondieron: “Somos nosotros quienes manejamos todo esto y, si la responsabilidad cabe, cabe sobre todo el grupo de ocho personas, que somos las únicas que manipulamos las muestras. Entonces, no necesitamos de un sumario interno para saber lo que ocurrió, porque lo advertimos cuando rastreamos las muestras”.

Ambas están “convencidas que esto no opaca” su trabajo. “Si hay alguien que puede realizar esta tarea mejor que nosotros, lo convocamos: somos ocho personas que tomamos las muestras, las empaquetamos, hacemos la conexión para el traslado y controlamos más de 50 personas en aislamiento y las que ingresan a Villa Elisa provenientes de Buenos Aires, que deben permanecer en cuarentena”, destacaron luego.

Si hay alguien que puede realizar esta tarea mejor que nosotros, lo convocamos

“Claramente fue un error absolutamente involuntario porque somos seres humanos y falibles, pero lo importante es que no pusimos en riesgo la vida de nadie, aunque probablemente sí generamos el inconveniente de mantener aisladas algunos días más a algunas personas”, reconocieron.

Volver a hisopar

De las muestras en cuestión, “se volvió a hisopar a una sola de estas tres personas, que era quien tenía contactos que podían ser complejos: se podría haber negado, pero sin embargo aceptó hacerse un nuevo hisopado, que no es algo agradable, por lo cual le agradecemos”.

En cuanto al resto, “las otras dos personas continúan con su aislamiento y no tenían otros contactos de riesgo, entonces no era necesario volver a hisoparlas. Sí se les ofreció el hisopado, pero decidieron no hacerlo. De cualquier manera, deben cumplir el tiempo de cuarentena, o sea que eso no implica un riesgo mayor”, ampliaron.

Desde que se toma una muestra hasta que es analizada en un laboratorio “pueden pasar hasta 72 horas, por eso cuando las encontramos, ya no nos servían”, sumaron como dato.

“Lo importante es que se superó rápidamente gracias a la buena voluntad de esta persona, que no se vulneró ningún derecho y que finalmente dio negativo”, concluyeron. (El Entre Ríos)

Dejá tu comentario