Deportes | Radio Cero

Sebastián Vega: "estoy sumamente agradecido por el apoyo que recibí"

El basquetbolista de Gualeguaychú conmovió a todo el ambiente deportivo con una carta en la cual reveló su homosexualidad. Sebastián se mostró agradecido por las muestras de afecto recibidas y contó cómo afectó en su carrera profesional el hecho de mantenerlo en secreto.

“Han sido días muy movidos, fuera de lo común. La carta salió por todos lados y ha tenido una enorme repercusión. Estoy muy contento y emocionado por la recepción que tuvo en la gente, antes de publicarla tenía ciertos temores por la forma en cómo iba a ser recibida, pero fue algo espectacular, mucha gente del ambiente del básquet me llamó, lo mismo gente de Gualeguaychú, mucha de la cual me conoce poco. Y fue fundamental la contención, el apoyo y el amor de mi familia, mis amigos más cercanos y mis compañeros de equipo”, dijo Vega en diálogo con Radio Cero.

Sobre la forma en que eligió contar su elección de vida, Sebastián sostuvo que “elegí hacerlo de esa forma porque en realidad es la forma en que me salió hacerlo. Germán Beder me dio una mano importante y se publicó casi como la escribí en el cuadernillo de casa. La escribí con el corazón, sin la intención de generar conflicto, contando mi historia de vida y salió así, desde el corazón. Me pasó que cada vez que tenía que cambiar de club era una situación de tener que exponerme nuevamente, para cerrar el tema y como para que no tenga que ser noticia una situación como la mía. Uno en su vida privada debe hacer lo que sienta y creo que por ahí pasó el mensaje que terminé dando con la carta”.

Uno de los puntos más emotivos de la carta que publicó el jugador de Gimnasia de Comodoro Rivadavia fue cuando conto los problemas que le trajo en su profesión, el hecho de elegir su orientación sexual. “Fue muy duro por momentos para mi asumir esta realidad. Y me trajo complicaciones con el básquet, que es lo que más amo hacer en mi vida. Me lesioné, no sentía placer por jugar al básquet y realmente me plantee el hecho de seguir jugando como profesional, algo increíble, porque desde hace casi 15 años soy profesional del básquet y nunca imaginé que una elección de vida, me fuera a generar un conflicto con mi profesión. Para mi significó también romper estructuras de educación a la que estábamos acostumbrados. Entendí que el amor es amor en todos los sentidos: de un padre a un hijo, a una pareja, a un hermano. Mientras que sea amor sano, a corazón abierto y sin condiciones, bienvenido sea”, dijo.

También reconoció que sus compañeros de equipo reaccionaron de forma natural cuando les contó que era homosexual. “En mi equipo encontré un ámbito ideal, primeramente con mi entrenador, a quien le blanquee mi situación y me dio todo su apoyo, luego fueron mis compañeros los que lo recibieron con total naturalidad y me apoyaron muchísimo. Inclusive Diego Romero, que es el capitán del equipo, me dijo de hacerlo público en una conferencia de prensa y con todo el equipo respaldándome. Fueron muchos momentos buenos, que me sirvieron también para sentirme muy cómodo y pudiéndome enfocar en mi trabajo que es el básquet. Mi elección sexual es algo de mi intimidad y que el hecho de hacerlo público, no tenía por qué modificar mi vida laboral”, señaló.

Otro punto de apoyo fuerte fue la familia: “fue clave en este proceso, si bien fue todo un tema encarar y contárselo a mis padres, la reacción de ellos fue con todo el amor posible. De hecho, cuando se lo dije a mi viejo, lo hice convencido de que me iba a echar de casa, pero reaccionó con mucho amor, entendiendo la situación, pese a que tuvieron que alcanzarle una silla para que no se caiga, pero con todo el amor que un padre pueda sentir por su hijo. Somos una familia muy unida, siempre hemos estado pendientes unos de otros y en este tema, el respaldo y el apoyo de mi familia fue clave”.

Sobre la reacción que espera tener cuando le toque volver a jugar en público, Seba fue claro y señaló que “no he tenido la posibilidad de jugar todavía, porque hice pública la carta un día después de haber jugado y ahora con todo este tema del coronavirus estamos entrenando pero sin competencia. La verdad es que será todo un desafío salir a la cancha, imagino que no habrá una reacción negativa de la gente, tomando un poco en cuenta lo que pasó en las redes y el apoyo recibido. Llegado el caso, no sería la primera vez que me griten algo en la cancha, pero no creo que sea una mala reacción la de la gente. Tampoco pretendo que me aplaudan, pero no me parece que tampoco se vayan a agarrar de mi elección sexual para insultarme”.

Finalmente dejó una expresión de deseo, como es volver a jugar con la camiseta de Central Entrerriano. “Yo soy hincha de Central y siempre voy a querer volver a ponerme la Rojinegra. Central está haciendo un gran torneo, tuve la posibilidad de compartir algunos momentos con el plantel y el cuerpo técnico en las finales del Federal, lo viví como hincha. Ojalá pueda jugar nuevamente en Central, sería buenísimo en la Liga Nacional, pero por ahora lo vivo como hincha, alentando a la distancia y pendiente de cómo le va al equipo”, dijo Monoco.

Dejá tu comentario