Me-Gusta-960x120-CARO
Policiales |

Son enfermeros, se robaron a una recién nacida y se la llevaron a Salta

La pareja quedó detenida con prisión preventiva, luego de que intentara inscribir como propia a la beba de 12 días.

Parecía un día normal en la vida de Romina Roxana Rea y Juan Alejandro Reyes. Ambos aseguraban ser los padres de una pequeña beba de 12 días que, afirmaban, había nacido en el campo y por esta razón, la mujer se presentó en el hospital de Las Lajitas, en la localidad salteña de ese mismo nombre, intentando obtener un certificado de nacimiento para la pequeña. ¿Su excusa? La menor fue recibida por su padre, de profesión enfermero, en una zona poca urbanizada de Salta.

Nada más alejado de la realidad: ante las sospechas que despertó la actitud de la mujer, el gerente del hospital, Claudio Jesús Núñez, presentó un informe detallando esta situación y denunciando ciertas "adulteraciones" en la documentación tanto de la supuesta madre como la del recién nacido. Esto derivó en una investigación judicial que quedó en manos de la Fiscalía penal de Joaquín V. González, a cargo de María Celeste García Pisacic.

El hecho ocurrió en septiembre y tras dos meses de ardua investigación, la fiscal señaló que a partir de "las medidas probatorias producidas y de lo declarado por los imputados", se determinó que Rea y Reyes "sustrajeron la beba recién nacida" desde la provincia de Tucumán, la trasladaron a Las Lajitas y trataron de registrarla como propia, usando distintas maniobras persuasivas, como la excusa de que la menor había nacido en el campo.

Por eso solicitó al Juzgado de Garantías la prisión preventiva de ambos acusados para evitar el riesgo de fuga y el entorpecimiento de la investigación, a lo que se hizo lugar. Ante las "notorias contradicciones que pusieron en evidencia, adulteraciones en documentación tanto de la supuesta madre, como del recién nacido", el gerente del hospital, Claudio Jesús Núñez, presentó en Fiscalía un informe denunciando el hecho, explicó Pisacic.

En diálogo con Cadena 3, la funcionaria advirtió que los enfermeros quedaron "imputados y detenidos", aunque aclaró que todavía los investigadores no pudieron dar con los verdaderos padres de la bebé. "No sabemos a quién le sustrajeron la bebé, se está trabajando, pero son circunstancias difíciles de investigar. Se activaron los protocolos necesarios", sostuvo la representante de la Fiscalía Penal de Joaquín V. González.

Y agregó: "Es muy alarmante la violación a la identidad de un recién nacido. Quien advirtió esto fue el gerente del hospital y nuestra gente del Registro Civil, por donde habían circulado (los acusados) ostentando la niñita en brazos, intentando fraguar distintos tipos de documentos". Con respecto a la recién nacida, quedó a resguardo de la Asesoría de Menores e Incapaces a la espera de que sus verdaderos padres aparezcan. Mientras tanto, la fiscal ordenó que se cumplan diversas medidas para establecer su filiación y origen. Por ahora, lo único que se sabe es que la beba es oriunda de la provincia de Tucumán, donde por ahora no se registran denuncias o sospechas por la sustracción de un menor.

Dejá tu comentario