Deportes | boca | Maradona

Sufriendo, como siempre, Boca se quedó con la Copa Diego Maradona

El Xeneize se había puesto en ventaja a los 18 minutos del segundo tiempo, pero en la última jugada Banfield se lo empató y los 90 minutos terminaron 1 a 1. Pero desde los 12 pasos los dirigidos por Miguel Ángel Russo no fallaron en ninguno de los penales y gritó campeón.

Boca definió la Copa Diego Armando Maradona ante el sorprendente Banfield y pudo encontrar el título número 70 de su historia y, al mismo tiempo, una especie de revancha por la reciente eliminación en las semifinales de la Libertadores ante Santos de Brasil.

Durante el partido, y cada uno con sus armas, el Xeneize y el Taladro saltaron al campo de juego con intenciones de imponer condiciones. Boca, más imperioso en la búsqueda, con Edwin Cardona como lanzador y las bandas como vías preferidas; mientras que Banfield se mostró prolijo y presionando recién a partir de mitad de cancha para no ofrecer espacios y atento para elaborar cuando recuperaba la pelota, preferentemente, en tres o cuatro toques.

Un remate de Cardona, otro de Villa; dos intentos de Payero, algún desborde de Cuero, fueron las primeras aproximaciones en los minutos iniciales, compases que fueron de estudio, con máxima concentración de las dos escuadras.

Sin embargo, fue recién en el complemento cuando llegaron las emociones: a los 18 minutos del segundo tiempo, una guapeada de Cardona nacida por el lado izquierdo de la cancha hizo que el colombiano sacara un remate de media distancia imparable y que marcó la diferencia para el xeneize: 1 a 0 para Boca y el abrazo con Tévez, que hasta ese momento estaba en el banco, sirvió para descargar un grito en toda la patria boquense.

Inmediatamente después del gol, Cardona salió lesionado (lo reemplazó el Pulpo González) y minutos más tarde ingresaron Carlos Tévez y Eduardo “El Toto” Salvio, como para darle un nuevo aire a Boca.

Sin embargo, la expulsión de Emanuel Más faltando cinco minutos obligaron a la eterna procesión del xeneize en cualquier torneo o copa que dispute: sufrir, sufrir y más sufrir. Luego vino una amarilla para Villa, y el Pulpo González debió salir lesionado cuando no quedaban más cambios. Pero el equipo de Miguel Ángel Russo aguantó con nueve jugadores en la cancha.

Aguantó, pero hasta la última jugada: a los 96 minutos, un remate de Luciano Lolo prolongó la agonía cuando puso el 1 a 1 cuando ya no quedaba más tiempo. Entonces llegaron los penales: Tévez, Izquierdoz, Salvio, Villa y Buffarini no erraron, mientras que el Corcho Rodríguez le pegó al travesaño y relegó al Taladro en la serie desde los 12 pasos.

Finalmente, Boca pudo gritar “¡Dale campeón!” y dar la vuelta olímpica. Y a pesar de la decepción de la eliminación en la Libertadores, esta no es una copa más y merece tener un lugar en la vitrina azul y oro; y no sólo porque sea el título número 70, sino porque el nombre del torneo es “Diego Armando Maradona”.

Dejá tu comentario