Me-Gusta-960x120-CARO
Deportes |

TC del Litoral y Citroen postergaron una semana el inicio del calendario

Tomando en cuenta el pronóstico climático poco favorable, los dirigentes de TC del Litoral y Citroen Competición determinaron postergar el comienzo del calendario para el primer fin de semana de abril.

En medio de una enorme expectativa, tras un año completo sin poder competir, TC del Litoral y Citroen esperaban con ansiedad la llegada del fin de semana para dar comienzo el campeonato. Sumado al lógico comienzo de torneo, la incorporación de la Clase B de Citroen con los motores Tipo 1400 también había generado mucha expectativa, pero todo deberá esperar una semana más.

Los directivos de las dos categorías tomaron la determinación de postergar una semana el comienzo del torneo, tomando en cuenta los pronósticos poco favorables del clima, que anuncian lluvias importantes desde el jueves hasta el sábado inclusive, lo que podría generar complicaciones en el Autódromo, especialmente en las zonas aledañas a la pista y en las principales vías de escape. En definitiva, la presentación de las dos categorías será el primer fin de semana de abril, el sábado 3 y domingo 4 del mes entrante.

Mariano Peretti, presidente de TC del Litoral, dijo a ElDia que “elegimos hacer uso de la fecha opción porque los pronósticos no son alentadores y preferimos evitar tener que hacer las cosas contra reloj y con un terreno complicado. Las dos categorías estamos muy ansiosas en poder comenzar el año, pero queremos que el espectáculo sea acorde a las expectativas que se han generado en torno al comienzo del calendario”.

Asimismo, el dirigente expresó que “también vamos a aprovechar esta semana para poder reunirnos con las autoridades de la Municipalidad para poder avanzar sobre la posibilidad de contar con público en las carreras, tal cual lo presentamos en el protocolo elevado al Coes”.

Al respecto, Peretti se ilusionó en “poder contar con público en el Autódromo respetando todo lo que propusimos en el protocolo elevado. Nosotros hablamos de un máximo de personas y haciendo una especie de burbuja por vehículo que ingrese al sector de público. Un máximo de cuatro personas por vehículo y cada uno de ellos separados por un espacio de entre 10 y 15 metros. Necesitamos la presencia de público, no solamente por el hecho de que los aficionados puedan ver las carreras, sino principalmente para poder tener un ingreso económico que nos permita cubrir los muchos gastos que tenemos para organizar la competencia”.

Dejá tu comentario