Provincia | coronavirus

Tenía la autorización y pagó para hisoparse, pero ni así la dejaron entrar

Una docente entrerriana hizo todo lo correspondiente e incluso más para ingresar a Corrientes, pero no le permitieron entrar y se tuvo que volver.

Una docente de Chajarí hizo los trámites correspondientes para ingresar a Corrientes, puntualmente a Curuzú Cuatiá, en el marco de las exigencias dispuestas por la provincia por la pandemia del coronavirus. Este lunes, al mediodía, cruzó la frontera provincial en Mocoretá, se hisopó y continuó hasta Curuzú, donde no pudo ingresar.

La mujer, que visibilizó una situación que viene tornándose polémica, radicó la denuncia en la Comisaría Segunda de esa localidad correntina y en la Comisaría N° 1, de Chajarí.

Dominga Elida Benítez había obtenido la autorización de las autoridades correntinas, pero al llegar a Curuzú personal de Sanidad y Policial no la dejó pasar, tal consta en la denuncia.

En la autorización recibida, consta que viajaba porque debía asistir a su hijo que vive solo en esa ciudad correntía y para tramitar el servicio en la DPEC a raíz de una mudanza.

Mientras dialogaba con el personal, sin poder descender del vehículo, la mujer exigía la presencia de un fiscal. Incluso, se ofreció a realizar el aislamiento correspondiente. En esa situación estuvo durante cinco horas, frente a los funcionarios que le impedían ingresar, hasta que finalmente le recepcionaron la denuncia.

En la misma, reclama que le restituyan el dinero que pagó por el hisopado, 5.390 pesos, los que fueron efectivizados el 23 de octubre, mediante transferencia bancaria.

A las 18, emprendió el regreso, en el cruce por el puesto de Mocoretá expuso lo sucedido y, ya en Chajarí, radicó la misma denuncia en la Comisaría local. (Chajarí al Día)

Dejá tu comentario