Ciudad | Mauricio Macri | Concejo Deliberante | Gualeguaychú | Inflación

Termina el año y Gualeguaychú no ha recibido la última cuota del Fondo Compensador

Se trata del quinto pago que el Gobierno Nacional tiene que acreditar en una cuenta municipal para que llegue a las dos empresas de jurisdicción local. Aunque no hay nada definido, la Provincia le daría continuidad al aporte que comprometió este año. Incertidumbre por lo que viene. ¿Habrá subsidio del gobierno nacional? ¿Qué pasará con el gasoil?

El 2019 estuvo marcado por la creciente conflictividad social. Aunque, afortunadamente, lejos se estuvo de volver a vivenciar aquellas fatídicas jornadas de protestas, piquetes y cacerolas que marcaron el estallido de comienzo de siglo, la crisis económica hizo estragos en amplios sectores de la sociedad. Y las pymes fueron, sin dudas, las que peor la pasaron dentro del sector productivo y de prestación de servicios.

La quita de subsidios que el gobierno de Mauricio Macri efectivizó a partir del 1º de enero del año que termina fue el gran problema que debió afrontar el sector, en Gualeguaychú y en todo el país. A ello le siguió una inflación descontrolada, el impacto de los combustibles, los repuestos y los insumos dolarizados, y la caída en la cantidad de pasajeros que, inmersos en la crisis generalizada, dejaban de pagar el boleto de colectivo.

Los primeros seis meses fueron muy críticos para el sector. En la ciudad, las empresas concesionarias –El Verde, Delcausse Hermanos y Santa Rita– despidieron empleados, hubo suspensiones, retiros voluntarios, adelantos de vacaciones y varias jornadas de paro de actividades.

El panorama cambió en agosto, cuando, tras largas gestiones realizadas en conjunto entre los responsables del sector y el Municipio de Gualeguaychú, el gobierno nacional confirmó el pago del Fondo Compensador, una ayuda económica aplicable a las localidades con el sistema SUBE y situaciones críticas.

La Secretaría de Transporte de la Nación se comprometió a enviar un total de $5.809.110,43, distribuidos desde agosto a diciembre. Las firmas Delcausse Hermanos –concesionario de las Líneas 1 y 4– recibió cerca del 66% y El Verde –Línea 5–, cerca del 34%. Santa Rita, en tanto, quedó fuera del reparto por prestar un servicio considerado provincial.

Durante los cuatro primeros desembolsos no hubo inconvenientes y el pago se hizo en tiempo y forma. El problema llegó ahora, en diciembre. La transferencia, de Nación a Municipio, que generalmente se llevó a cabo ente el 14 y el 20 de cada mes, todavía no se ha hecho.

Al respecto, el director de Tránsito municipal, Oscar Navone, confirmó a ElDía esta situación. “Como los meses anteriores, nosotros presentamos la rendición en noviembre para que se transfiera la cuota de diciembre, pero hasta el momento no ha pasado. Tengo la constancia que el envío por correo postal de esa documentación fue recibida el 25 de noviembre”, indicó.

En este sentido, el funcionario contó que consultó con la Secretaría de Transporte, con el personal a cargo de estas transferencias, y la respuesta fue “que no estaban aún las firmas de secretarios y subsecretarios”. Por lo que se induce que el traspaso de gobierno, efectivizado el pasado 10 de diciembre, y el consecuente reemplazo de funcionarios, retrasaron el procedimiento burocrático.

Hasta el momento, explicación oficial no hay. Y lo cierto es que “no hay nada concreto respecto a la continuidad de este aporte nacional”, según comentó Navone, quien adelantó también que “se estima que va a haber continuidad en el subsidio provincial”, aunque tampoco se ha informado nada desde Paraná. Al menos públicamente.

También se habla de la vuelta del subsidio al gasoil. Es una demanda de todo el país. Pero, al menos hasta ahora, sólo son trascendidos.

El boleto

Desde el sector del transporte son conscientes que la continuidad de los subsidios, provinciales y nacionales, son imprescindibles para mantener el servicio. Si se caen, el sistema deja de funcionar. Es simple.

También tienen claro que la castigada clase trabajadora que usa el colectivo no tiene demasiado margen para tolerar más subas de tarifas. Así y todo, a principios del mes pasado los responsables de las firmas que operan en la ciudad presentaron formalmente una nota en el Concejo Deliberante en la que solicitaron la actualización del boleto de colectivo.

“El motivo de tal petición se debe a hechos reales como es el aumento de uno de los principales componentes del costo del servicio, como es el combustible (gasoil), que en término de tres meses se incrementó en un 30 % con la perspectiva de un aumento programado hasta fin de año de un 10 % más”, sostiene la nota que lleva fecha del 4 de noviembre.

La nota, que lleva la firma de Ricardo Delcausse (Delcausse Hermanos), Alfredo Dalcol (El Verde) y Osvaldo Esponda (Santa Rita), hace referencia al último pedido, que “por los tiempos de la política” fue aprobado recién en febrero de este año, y al receso que, a partir de diciembre se tomará el Concejo Deliberante.

Por lo expuesto, y considerando que a pesar de los inconvenientes – “entre ellos el no reconocimiento hasta la fecha para la Línea 2 del subsidio de la Resolución Nº 1086” –, las empresa “han venido cumpliendo regularmente el servicio”, solicitaron “en forma urgente el tratamiento del nuevo cuadro tarifario”.

En la actualidad, el boleto único de colectivos cuesta $27, 69. Y el pedido es para llevarlo a $32. La solicitud fue hecha al anterior Concejo Deliberante, pero será responsabilidad del actual comenzar a trabajar al respecto. Tras cinco meses de alivio, la situación vuelve a ser delicada. Todas las partes esperan noticias desde Buenos Aires y Paraná. Enero volverá a ser un mes con más incertidumbre que certezas para el sector. Como pasó durante los primeros meses del año que termina.

Dejá tu comentario