Deportes |

Tigre dio el golpe y sacó a Racing de la Copa de la Superliga

Tigre se metió en las semifinales de la Copa de la Superliga. El Matador cayó por 2-1 en su visita a Racing, pero gracias a la victoria en la ida por 2-0 está entre los cuatro mejores de la competencia. El arranque del primer tiempo fue el que se podía imaginar: Racing yendo a descontar rápidamente en la serie y Tigre saliendo de contra con espacios. Pol Fernández casi la clava en el ángulo de tiro libre y Walter Montillo casi sorprende a Gabriel Arias. A los 19 minutos, después de un tiro de esquina, Lucas Orban abrió el marcador con un cabezazo y a partir de ese momento cambió el desarrollo porque hasta el entretiempo fue todo de la Academia. Gonzalo Marinelli se lo sacó a Augusto Solari, el palo evitó el gol de Pol Fernández (debió haber sido expulsado). El segundo estaba al caer y llegó en una jugada que arrancó con polémica (era lateral para Tigre y lo hizo Racing), lo perdió Solari y en el rebote apareció Licha para igualar la serie en Avellaneda cuando iban 37. El complemento comenzó sin Lisandro López ni Montillo, ambos lesionados. Se sumaban a Matías Zaracho y Néstor Moiraghi, quienes también tuvieron que dejar la cancha de manera anticipada. Lo tuvo Darío Cvitanich, salvó Marinelli. El ritmo, lógicamente, cayó. El Matador logró salir del fondo y al promediar el segundo tiempo el desarrollo se había emparejado. Los conducidos por Eduardo Coudet sintieron el desgaste de la etapa inicial y ya no encontraron claridad para doblegar a un Tigre que no sufría. Los que sí sufrían eran los jugadores: Nery Domínguez y Gerardo Alcoba también tuvieron que salir. ¡Seis lesionados! Y otros al límite, como el caso de Leonardo Sigali. Parecía que el partido se iba a los penales, pero Matías Pérez Acuña la paró de pecho por la derecha y sacó un remate que se clavó en el ángulo. Golazo para liquidar la eliminatoria y seguir ilusionando al Matador, que pese al descenso de la Superliga, sigue dando que hablar.

Dejá tu comentario