Me-Gusta-960x120-CARO
Ciudad | Exportaciones | Precios

Tras el cierre de las exportaciones, ¿bajó el precio de la carne en Gualeguaychú?

ElDía recorrió carnicerías de la ciudad para saber si el cepo a las exportaciones había surgido algún efecto, como la baja del precio de la carne en el mostrador. La mayoría de los que trabajan en el rubro señalaron que resulta difícil bajar el valor de los cortes vacunos y que el inconveniente radica en el bajo poder adquisitivo de los argentinos.

Por Fabián Miró

Como en todo rubro se puede encontrar una variedad de precios y también de calidad del producto. No es lo mismo vender una tira de asado de un animal liviano que de un pesado donde sobresalen grasa y hueso en lo que termina siendo un “chicharron” a la parrilla.

Cabe destacar que todo lo que es animal liviano se consume en el país; mientras que los pesados, animales de más de 450 kilos tiene como destino la exportación, en tanto que las vacas viejas se venden- si tienen el sangrado que pide el Senasa de Brucelosis- a China, país que demanda el 70 de las exportaciones cárnicas argentinas, quedando claro que los asiáticos tienen un paladar especial.

asado dos.jpg

En una de las carnicerías, Matías su propietario, señaló a ElDía que “aguanté lo que más pude el asado de costilla a 695 pesos, asado de ternera, un corte tierno, ideal para que el gusta comer un buen asado y el vacío un poco más caro. Desde hace unos días subí el asado de costilla a 720 pesos y el vacío a 820 pesos, precio que es razonable por la calidad de la mercadería.

Sin embargo el bolsillo de los argentinos cada vez está más devaluado y no todos pueden adquirir esos cortes, aunque están aquellos que antes pedían 3,5 kilos de asado para 6 personas, algunos chorizos y una morcilla. Si bien están aquellos que continúan haciéndolo, muchos bajaron un poco el pedido y pasaron de 3,5 a 2 kilos, y le suman a la compra más chorizos, morcillas tres patas muslos de pollo para completar la parrilla.

carne.jpg

También están quienes optan por llevar asado de chancho, que cuesta la mitad. El carnicero detalló que pasas "de poco más de 700 pesos el corte vacuno a uno porcino que está en los 390 y 440 pesos. Eso sí, en ocasiones especiales, como festividades, cumpleaños y demás, la gente no repara en gastos y compra como lo hacía antes”, explicó el entrevistado.

Por otra parte, el carnicero calculó que en una comida, "el gasto en carne vacuna no baja de los 500/600 pesos por cabeza, a lo que debe sumarse la ensalada, el pan y lo que se tome en un almuerzo, cena, encuentro”, sostuvo.

asado.jpg

Otro de los carniceros consultados por ElDía comentó que está de los dos lados de la vereda, ya que trabaja en el rubro y también es productor. “Sé lo que significa criar y terminar un animal desde que la vaca está preñada hasta la faena en un lapso de tres años y también entiendo la situación del consumidor que si bien sigue comprando asado, lo hace en menor proporción. Ni hablar de los cortes más caros. Hoy lo que más se vende es carne picada, ya sea de primera o de segunda”.

En una carnicería de barrio, indicaron a este medio que “la carne picada es lo que más se vende, el asado bajó en lo que a venta se refiere; mientras que el precio se mantiene, y aumentó el de carnes alternativas como pollos y cerdos”.

Dejá tu comentario