Ciudad |

Tras el corte, las líneas 1 y 4 volvieron a prestar el servicio

Los trabajadores de la empresa Delcausse Hermanos estuvieron de asamblea desde las 9 hasta las 11. El lunes y martes tomarán la misma medida. Este mes cobraron la mitad del sueldo y no saben si cobrarán la otra parte. LA HISTORIA DEL CONFLICTO: Ya no es una queja de los dueños de las empresas prestadoras del servicio, ahora la empezaron a sufrir en carne propia sus empleados. Hubo tres retiros voluntarios y se están negociando varios más para el mes que viene. La quita de subsidios del gobierno nacional golpeó muy fuertemente al sector, el rescate de la provincia será menor del 50 por ciento anunciado y la actualización del boleto demandado –hoy en $16– sigue sin encontrar eco en el Concejo Deliberante. Este combo de malas noticias ya se llevó puesta a tres familias de Gualeguaychú y, lamentablemente, en el corto plazo serán más las que sufran el creciente desempleo. Aproximadamente son 2 millones 400 mil pesos los que las tres empresas de la ciudad –Delcausse Hermanos, Santa Rita y El Verde– dejaron de percibir en condición de subsidios. El primer plan de salvataje hacia el sector estimaba que la Provincia se haga cargo de la mitad de esa partida, un 25% lo aporte Nación y parte del restante 25% se traslade al boleto. Pero hasta hoy sólo está encaminada la partida provincial, que igualmente no será del 50%, sino cercana al 43%, según informaron desde el sector. El aporte nacional está en trámite y todo indica que, si llega, no será en lo inmediato.
De 9 a 11 los trabajadores de Delcausse Hermanos realizaron una asamblea en forma de protesta porque en enero recibieron la mitad del sueldo
Por otra  parte, la sesión extraordinaria en la que se va a actualizar la tarifa no se ha dado. Y, según supo ElDía, el estudio de costos que realizaron entre los contadores de las empresas y el secretario de Hacienda Santiago Irigoyen dio como resultado un boleto de entre 22 y 23 pesos. Pero la voluntad de los concejales oficialistas es de llevarlo a $20, mientras que algunos referentes opositores hablaron de un ticket de $19. Aun así, y más allá de la insistencia del sector, lo cierto es que hasta el momento tal aumento no ha sido tratado. ElDía dialogó con las tres empresas que operan en la ciudad. Todas redujeron el servicio, están pagando los sueldos en cuotas y los que no recortaron personal lo harán en marzo. También las tres piden una “urgente actualización de tarifas” y la vuelta del boleto pago para los estudiantes de la escuela primaria. La vuelta de los retiros voluntarios “Este mes pagamos la mitad de los sueldos y nos sabemos cómo vamos a pagar la otra. En enero ya fuimos a pérdida, y en esta época el servicio se usa poco, lo que complica más la situación. Los concejales no tienen intención de aumentar la tarifa, y la partida del gobierno nacional recién está siendo tramitada por el Municipio. Mientras tanto nosotros tenemos que seguir pagando sueldos”, expresaron desde Delcause Hermanos, luego de la reunión con algunos choferes que este viernes a la mañana terminaron realizando una asamblea, de 9 a 11, tiempo que no prestaron el servicio, en forma de protesta. La empresa es la más grande de las tres, tiene 33 empleados y en la actualidad opera con nueve formaciones, aunque hasta hace algunas semanas lo hacía con 13. Al igual que Santa Rita y El Verde, a partir de marzo tienen previsto suspender a parte de su planta. La realidad de Santa Rita es muy similar. La firma tiene 16 empleados directos y ya desde enero abona los salarios en cuotas. “Estamos trabajando a pérdida, pagando los sueldos en dos y hasta en tres veces. Lo vamos haciendo a medida que vamos recaudando. Pero con un boleto muy devaluado y una situación complicada. Porque si bien el aumento es muy necesario, va a hacer, lógicamente, que algunos viajen menos, lo que también nos complica”, indicó Gustavo Esponda, titular de la firma. “En la época de los federales se nos hacía difícil cargar combustible, pero una situación tan grave como la actual no hemos pasado en 18 años que llevamos prestando el servicio”, lamentó el empresario, al igual que la eminente reducción de personal que ya prácticamente es un hecho. La situación de El Verde es todavía más complicada, debido al incendio que en julio pasado destruyó el depósito de la empresa, dos colectivos urbanos, cuatro interurbanos y una unidad 0KM adquirida para hacer viajes turísticos. Al respecto, su titular, Alfredo Dalcol, dijo: “El Municipio no tiene la culpa de lo que nos pasó. Pero han demostrado una falta de interés para con el servicio que es total. Sinceramente, creo que nos les importa el transporte, ni la gente que lo usa. Las empresas van a desaparecer y mucha gente se quedará sin colectivos”.   Nota relacionada: Vecinos cortan Urquiza al Oeste por el recorte en el servicio de colectivos   “En Buenos Aires, que en promedio levantan 30 personas por kilómetro, el boleto sale más caro que en Gualeguaychú, que no alcanzamos a una por kilómetro y tenemos los mismos costos en sueldos, en repuestos, en seguro y en combustible”, comparó el responsable de la firma que actualmente tiene diez formaciones en la calle y hace dos meses acordó tres retiros voluntarios. Actualmente, y por ahora, son 15 los empleados que siguen siendo parte de El Verde. Aunque la perspectiva no es nada alentadora. Los problemas de la SUBE “La mayoría de los pasajeros tiene tarifa diferencial. El caso de la Asignación Universal por Hijo, las amas de casa y los adultos mayores son los más repetidos. Nosotros recibimos una compensación de la Nación, a 60 días, pero no en el caso de los adultos mayores, que es un beneficio municipal. Me animaría a decir que el 90% del pasaje paga la mitad, eso repercute también en nuestra realidad”, explicó Esponda. Por su parte, Dalcol se quejó porque al bancarizarse el sistema –por la SUBE–, “1,2% de lo recaudado es impuesto bancario y Nación Servicios cobra el 4%, todo eso es más pérdida. Si la tarifa se lleva a $20, sería de casi $1,10”, aventuró, al tiempo que aseguró que “el boleto no puede estar menos de $24”.

Dejá tu comentario