Policiales |

Un cazador se perdió todo un día en el monte y fue hallado tras buscarlo con un perro, dron y mucha policía

La Policía se puso en campaña en las primeras horas del día en hallar a Eduardo Velázquez, un hombre de 41 años que se distanció de sus compañeros de caza en la mañana del jueves y se perdió el rastro. Finalmente fue encontrado un día después, en buen estado de salud y llevado al Hospital Centenario.

En la tarde del jueves acudió una persona a la Policía a poner en conocimiento que su amigo estaba desaparecido. Junto a un tercer amigo habían concurrido el miércoles por la noche a cazar a un campo situado en la ruta 136. Al llegar al kilómetro 37 descendieron del vehículo e ingresaron al predio por un sector ubicado a unos 400 metros de donde está situado el puesto de control de Gendarmería Nacional.

Caminaron toda la noche y cazaron un ciervo. Lo depostaron en el lugar y fue Velázquez el encargado de traer la carne en la “maleta”. Velázquez venía atrás de sus amigos, a unos 300 metros, pero cuando llegaron al lugar por donde habían ingresado, este hombre se perdió de vista.

Eran alrededor de las 7 de la mañana del jueves. Esperaron entre 15 y 20 minutos porque pensaron que al cargar la carne podía haberse acalambrado debido a que tenía una lesión en su pierna derecha que lo obligaba a cojear. Después de unas horas decidieron entrar nuevamente al campo y lo buscaron hasta minutos después del mediodía, pero no pudieron localizarlo.

Tras hacer la denuncia para dar con su paradero, la Policía esperó hasta las primeras luces del viernes para iniciar una recorrida. El rastrillaje contó con personal policial de Comisaría 5ta, Guardia Especial, Sección Montada y Canes, de la Escuela de Suboficiales de Villaguay, División Toxicología y de la Dirección de Delitos Rurales (Brigada de Abigeato) y se empleó un dron y el perro adiestrado para búsqueda de personas “Camilo”.

Finalmente, alrededor de las 9, el operativo dio sus frutos, lográndose hallar sano y salvo a la persona desaparecida, quien estaba perdido en el monte. Estaba bien físicamente, podía hablar y caminar, sólo presentaba un agotamiento por soportar las inclemencias del tiempo. Fue llevado al Hospital Centenario para ser revisado por los médicos, pero solo por una cuestión protocolar.

Dejá tu comentario