Ciudad | Eclipse

Un eclipse solar producirá un ocaso en pleno día: las claves para verlo en Gualeguaychú

Sucederá por la tarde del martes. En la ciudad no será total, pero se podrá ver en más de un 95%. Los cuidados que hay que tener para poder verlo sin poner en riesgo la visión.

Un eclipse total de sol se producirá este martes y podrá verse desde Chile, Argentina y la isla de Oeno, un pequeño atolón coralino del Pacífico central. El último de esa magnitud ocurrió en 1994.

La Luna bloqueará el Sol proyectando una sombra oscura sobre una franja de Chile y Argentina. En nuestro país, esta franja abarcará seis provincias: San Juan, San Luis, La Rioja, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires.

El comienzo del eclipse será alrededor de las 16.30 cuando se observe una pequeña muesca oscura sobre el sol. Ese tajo irá avanzando a lo largo de más de una hora hasta dejar sólo un delgado borde luminoso.

¿Cómo se verá en Gualeguaychú?

En la provincia el eclipse no se verá en el 100% porque “estamos fuera de la franja de la totalidad”, indicó Mariano Peter, de la Asociación Entrerriana de Astronomía.

En la ciudad, el disco solar se verá tapado por La Luna un 95,29% alrededor de las 17:30; un fenómeno que no ocurre desde hace 25 años.

Visto desde el Cosmódromo de Gualeguaychú, el fenómeno comenzará exactamente a las 16:37 del martes 2 de julio de 2019, cuando la Luna empiece lentamente a bloquear la luz del Sol. Y el momento más impactante será exactamente a las 17:45, cuando se verá al 95,29 por ciento del disco solar cubierto por el satélite de La Tierra.

A partir de ése momento, el Eclipse Parcial comenzará a desandar su camino desbloqueando de a poco el disco solar y, solo siete minutos después de las 17:45, el Sol tendrá su ocaso al Noroeste aun parcialmente eclipsado.

Recomendaciones para no dañarse la vista

El eclipse puede llegar a generar que las personas pasen el resto de sus vidas con pequeñas formas de media luna o anillos quemados en su visión, manchas oscuras o pérdida parcial de la vista.

Debido a que la cantidad de luz es tan reducida durante el fenómeno, la pupila se abre de par en par para ajustarse a la caída de la oscuridad, pero a diferencia del verdadero crepúsculo, toda la potencia del sol sigue brillando directamente en el ojo hasta el mismo momento de la totalidad del eclipse. Esa astilla de luz solar pura que pasa a través de la pupila abierta puede quemar la retina y causar el deterioro permanente de la visión.

Por eso, la primera recomendación y la más importante es: nunca hay que mirar el eclipse directamente, sin ninguna protección en la vista.

“Pero mucho peor es mirarlo con un instrumento óptico: un telescopio, un largavista o un catalejo, cualquier cosa que aumente el brillo, eso produce ceguera irreversible. Se quema la retina y no hay vuelta atrás”, advirtió Peter.

"Lo que se recomienda para observar el eclipse es ir a una zona donde esté el horizonte oeste más despejado de edificios, árboles. En la ciudad, desde una azotea o saliendo de la ciudad. Si uno utiliza telescopio o binoculares deben tener filtros especiales que vienen certificados, se colocan delante del telescopio nunca atrás. Deben empezar a filtrar antes que la luz ingrese en el telescopio. Si no se tienen ese tipo de filtros se puede hacer una técnica de proyección en una pantalla o una pared. Alineando el telescopio con el sol (sin mirar, obviamente) y una vez alineado poner una pantalla para que se proyecte y no mirar la imagen directamente por el telescopio, destacó.

“Nunca se debe utilizar instrumentos ópticos sin protección, tampoco se recomienda usar placas radiográficas ni lentes para sol. Vienen unos lentes para observar eclipses pero son especiales. No se debe usar ningún método casero”, insisten los especialistas, quienes recalcaron que las máscaras que se utilizan para soldar podrían servir, pero que la gran mayoría no cumple con los estándares de calidad apropiados para ver un eclipse de Sol.

Temas

Dejá tu comentario