Deportes | coronavirus

Un ídolo en problemas por la pandemia: "Necesito trabajar, de lo que sea, no se me caen los anillos"

Norberto Acosta es el director técnico que más lejos llegó en toda la historia del fútbol de Gualeguaychú. En 2014 logró el histórico ascenso a la B Nacional con Juventud Unida. Hoy, su realidad es bien diferente. Sin club, necesita trabajar para sobrellevar la economía familiar. "Me encantaría volver al club en un futuro", reconoció.

Dicen que la pandemia por el coronavirus hizo más evidente tanto las cosas buenas de las personas como las malas. Puede ser. Lo cierto es que ante el abrupto cambio de escenario y una situación cada vez más compleja desde todo ángulo, se deja entrever la esencia de cada quien.

En la previa a su cumpleaños 44, Norberto Acosta dialogó con ElDía sobre su presente. El salteño sigue siendo ese tipo humilde, respetuoso y de bajo perfil que hace 14 años llegó a Gualeguaychú para jugar al futbol. Sin saber, claro, que algún tiempo después se convertiría en el primer director técnico en lograr un ascenso a la segunda categoría del fútbol más importante de Argentina.

“Lo que me pasa a mí le pasa a muchos técnicos y jugadores”, expresó sobre el momento que atraviesa. “Yo, en particular, estoy sin club, sin ingresos. Y por lo que se ve el fútbol no va arrancar hasta el año que viene, el panorama es complicado para muchísimas familias”, agregó el ex jugador de River Plate.

d2b0d9e4-c4ac-4099-806c-1d02726e33db.jpg
Por estos días, Acosta pasa el tiempo junto a su familia
Por estos días, Acosta pasa el tiempo junto a su familia

Las urgencias del Beto son las de miles y miles de jugadores, profesionales y amateurs. Y, más aún, las de millones de trabajadores que, a consecuencia de la Emergencia Sanitaria, no pueden seguir trabajando.

Pero, para contextualizar, hagamos un poco de historia.

Después de la recordada reválida ante Atlético Paraná, en la que el equipo de Miguel Fullana –DT decano en la actualidad– se impuso en el Estadio Municipal y logró mantenerse en el entonces Torneo Federal B, Acosta desembarcó en la Ciudad del Carnaval casi casi por casualidad.

“Después de lograr el ascenso con Platense al Nacional B –el domingo pasado se cumplieron 14 años–, me confié, no cerré contrato ni con el club ni con otro, y se fue cerrando el mercado de pases. Ya tenía lista las valijas hechas para irme, al menos seis meses, a Las Parejas, como para no quedarme parado. Pero a último momento me llamaron y me dijeron que por una cuestión presupuestaria no se iba a poder dar. Esa misma noche, por algunos conocidos, salió la posibilidad de llegar a Juventud: al otro día, con la misma valija estaba llegando a Gualeguaychú. Era por seis meses, pero llevo 14 años ya acá”, recordó el salteño.

Esa misma noche, por algunos conocidos, salió la posibilidad de llegar a Juventud: al otro día, con la misma valija estaba llegando a Gualeguaychú. Era por seis meses, pero llevo 14 años ya acá

Después de salir campeón del torneo local con Juventud en 2010, en diciembre del año siguiente Acosta se retiró como jugador. El plan original era que comience a dirigir la primera división del fútbol departamental, pero otro cambio de último momento volvió a modificar el escenario: Sorpresivamente, el DT Daniel Veronese se fue del club, y fue Acosta quien asumió, con muy poca experiencia previa, la tarea de conducir al primer plantel decano.

ec8e4db9-d703-4cb9-b36d-db5de8f4037e.jpg
Acosta es el técnico que más lejos llegó en la historia del fútbol de Gualeguaychú
Acosta es el técnico que más lejos llegó en la historia del fútbol de Gualeguaychú

En 2012 Juventud se quedó afuera, por penales, de una semifinal, en Posadas ante Guaraní Antonio Franco. Ese plantel iba a conseguir, después de la bochornosa final ante Chaco For Ever, en la que un árbitro le robó la ilusión a toda una ciudad, el ascenso en la vía.

Como si fuera poco, en noviembre de 2014 Acosta se iba a meter de lleno en la historia grande del fútbol entrerriano al imponerse su equipo a Gimnasia de Concepción del Uruguay y lograr, por primera vez, el ascenso a la B Nacional. Lo que sigue es conocido.

Como si fuera poco, en noviembre de 2014 Acosta se iba a meter de lleno en la historia grande del fútbol entrerriano al imponerse su equipo a Gimnasia de Concepción del Uruguay y lograr, por primera vez, el ascenso a la B Nacional

A fines de 2016, el Beto dejó Gualeguaychú para cambiar de aire y asumir nuevos desafíos. Dirigió Central Norte, Gimnasia y Esgrima (CdU) y Chaco For Ever, de donde decidió irse a mediados de marzo, días antes que se decrete el aislamiento social obligatorio. Volvió a la ciudad, donde pasa los días junto a su familia.

Juventud medio mucho y tiene un lugar especial en mi corazón, si el día de mañana surge la posibilidad, de mi parte las puertas van a estar siempre abiertas

“Lo mío sé que es el fútbol, pero puedo hacer cualquier cosa. Puedo manejar una computadora, hacer trámites administrativos o cualquier tipo de trabajo. Soy una persona responsable y ordenada, necesito trabajar, de lo que sea, no se me caen los anillos”, expresó, con la humildad que lo caracteriza, el ídolo decano.

Soy una persona responsable y ordenada, necesito trabajar, de lo que sea, no se me caen los anillos

“Los que tenemos la suerte de vivir del fútbol sabemos que, aunque estemos en actividad y con club, podemos dejar de jugar o de dirigir en cualquier momento. Esto es así. Soy consciente que muchos debieron salir a trabajar de lo que haya, ser uno más de ellos no me avergüenza, todo lo contrario. Tengo una familia y dos hijos –de 6 y 9 años–, y todo lo que hago es para ellos. Sea dirigiendo en el club soñado o ganándome la vida como sea, eso me da mucha tranquilidad”, sintetizó.

La vuelta al club

El Beto Acosta marcó a fuego una etapa. Y los hinchas de Juventud Unida saben que, tarde o temprano, se va a dar su regreso. Consultado sobre ello, no dejó dudas de su cariño hacia el club de la ciudad y sus ganas de volver.

efc2d585-8d41-431c-8e39-51da5556377b.jpg
En 2006, el Beto llegó a Juventud tras lograr el ascenso a la B Nacional con Platense
En 2006, el Beto llegó a Juventud tras lograr el ascenso a la B Nacional con Platense

“A mí me encantaría volver a Juventud. Soy muy respetuoso de Miguel Fullana, quien es el técnico actualmente, pero si me preguntás, sí volvería en algún momento. Juventud medio mucho y tiene un lugar especial en mi corazón, si el día de mañana surge la posibilidad, de mi parte las puertas van a estar siempre abiertas”.

Ascenso Juventud

Dejá tu comentario