Provincia | Entre Ríos | Feria de Ciencias | tecnología

Un joven entrerriano desarrolló un drone acuático para luchar contra la contaminación

Agustín Maiocco vive en Victoria y desde allí viajó a Buenos Aires a dar una charla en TED-Ed Weekend sobre cómo todos pueden animarse a pasar de ser usuarios a "crear tecnología".

Fue en una charla TEDxRiodelaPlata a la que asistió hace dos años en Tecnópolis cuando Agustín Maiocco, oriundo de Victoria, Entre Ríos, empezó a interesarse por la tecnología. “Una charla que daba un chico que había creado una app para gente discapacitada me inspiró y me llamó la atención; fue en octubre de 2017”, recordó el joven de 29 años. “Hasta ahí era un usuario más, me gustaba la tecnología pero no iba mucho más allá”.

Allí, con 17 años, el joven empezó a investigar qué había detrás de ese mundo que consumía a diario. Hizo dos cursos de programación, empezó a probar, y mirar tutoriales en internet.

- ¿Por qué un drone acuático?

- En la escuela teníamos una feria de ciencias en la que yo formo parte de un grupo junto a otros 10 chicos. Presentamos proyectos y competimos en distintas ferias.

Un día el profesor que coordina el grupo nos contó que estaba practicando windsurf y que al salir de la laguna su traje tenía manchas y puntos blancos por todos lados, y nos explicó que eso era exceso de sal en el agua. A raíz de este problema decidimos hacer un drone que navegue por la laguna, analice el agua y nos brinde información en tiempo real, para así saber el estado del agua y a partir de eso buscar soluciones o pensar qué podíamos hacer. La laguna en cuestión es la Laguna del Pescado, en su natal Victoria.

¿Cómo funciona el drone?

“Lo probamos en octubre del año pasado pero teníamos un problema con el diseño de la hélice, que hacía que el drone avanzara muy despacio por la forma de la paleta”, compartió el joven sobre los pormenores de un logro que fue “a prueba y error”. “Perfeccionamos eso y lo hicimos andar más rápido”. El drone es totalmente autónomo y tiene detectores de sal en el agua, mide la conductividad y cuenta con un peachímetro o potenciómetro, que indica el PH. Y tras confiar que nunca lo tienen “completamente terminado” ya que le hacen modificaciones o mejoras permanentemente, Agustín contó: “Lo último que le agregamos es una placa wifi, ya que antes lo hacíamos funcionar con una antena que nos tiraba los datos, pero teníamos problemas con la distancia y ahora lo resolvimos”.

Dejá tu comentario