Me-Gusta-960x120-CARO
Mundo | China | coronavirus | Covid-19 | Joe Biden

Un nuevo estudio asegura que el Covid fue creado por científicos chinos

El profesor británico Angus Dalgleish y el científico noruego Birger Sørensen elaboraron una extensa investigación que será publicada en los próximos días en la prestigiosa revista especializada Quarterly Review of Biophysics Discovery. "El virus no tiene un ancestro natural creíble", denuncian.

Un nuevo y explosivo estudio afirma que científicos chinos crearon el COVID-19 en un laboratorio de Wuhan y luego trataron de ocultar sus huellas para que pareciera que había evolucionado de forma natural a partir de los murciélagos.

Los autores del artículo, el profesor británico Angus Dalgleish y el científico noruego Birger Sørensen, escribieron en su trabajo que existen “pruebas de la retroingeniería en China” desde hace un año, pero que fueron ignoradas por los académicos y las principales revistas.

Dalgleish es profesor de oncología en la Universidad de St. George, en Londres, y es más conocido por su avance en la creación de la primera “vacuna contra el VIH” que funciona, para tratar a los pacientes diagnosticados y permitirles dejar la medicación durante meses. Y el virólogo Sørensen preside la empresa farmacéutica Immunor, que ha desarrollado una vacuna contra el coronavirus llamada Biovacc-19.

Las escandalosas alegaciones del estudio incluyen acusaciones de “destrucción, ocultación o contaminación deliberada de datos” en los laboratorios chinos, y señala el silenciamiento y la desaparición de científicos del país comunista que han hablado.

El artículo de la revista, al que accedió DailyMail y cuya publicación está prevista para los próximos días, podría causar un cimbronazo entre la comunidad científica, ya que la mayoría de los expertos han negado hasta hace poco que el origen del COVID-19 fuera otra cosa que una infección natural que pasó de los animales a los humanos.

Mientras analizaban muestras de COVID-19 el año pasado en un intento de crear una vacuna, Dalgleish y Sørensen descubrieron “huellas únicas” en el virus que, según ellos, sólo podrían haber surgido de la manipulación en un laboratorio.

Aseguran que intentaron publicar sus hallazgos, pero que fueron rechazados por las principales revistas científicas que, denuncian, “en ese momento estaban decididas a decir que el virus saltaba de forma natural de los murciélagos u otros animales a los humanos”.

Más de un año después, destacados académicos y políticos han empezado a contemplar la posibilidad de que el COVID-19 se haya escapado del Instituto de Virología de Wuhan, en China, un laboratorio en el que se realizan experimentos que incluyen la manipulación de virus para aumentar su capacidad de infección con el fin de estudiar sus posibles efectos en los seres humanos.

De hecho, esta semana, el presidente Joe Biden ordenó a la comunidad de inteligencia que volviera a examinar cómo se originó el virus, incluida la teoría del accidente de laboratorio.

La estrategia china

En otra sorprendente afirmación, Dalgleish y Sørensen aseguran tener pruebas de que, tras el inicio de la pandemia, científicos chinos tomaron muestras del virus COVID-19 y lo “retrodiseñaron”, haciéndolo aparecer como si hubiera evolucionado de forma natural.

La sospecha de los expertos radica en una serie de nuevas cepas introducidas repentinamente en las bases de datos genéticos por científicos predominantemente chinos a principios de 2020, años después de que se registrara su recogida.

“Creemos que se han creado virus de retroingeniería”, afirmó Dalgleish al DailyMail. “Han cambiado el virus y luego han intentado hacer ver que estaba en una secuencia de hace años”.

Dejá tu comentario