Me-Gusta-960x120-CARO
Mundo | Estados Unidos

Una docente tuvo sexo con dos alumnos y citó la Constitución para defenderse

Las víctimas tenían 17 y 18 años cuando ocurrieron los hechos, en 2016. Carrie Cabri Witt, de 48, estuvo 18 meses en prisión y fue condenada a 10 años de cárcel.

Carrie Cabri Witt, de 48 años, era profesora de historia, psicología y estudios sociales en la Decatur High School, en Alabama (Estados Unidos), hasta que fue detenida en marzo de 2016 acusada de tener relaciones sexuales con dos alumnos de la institución, de 17 y 18 años, respectivamente.

La mujer fue liberada el mismo día de su arresto tras pagar una fianza de 10.000 dólares, pero el proceso judicial continuó y podía llegar a recibir hasta 20 años de prisión.

Luego de 5 años, y pasar por varias instancias, en marzo de este año, antes del comienzo del juicio la mujer se declaró culpable.

No obstante, lo más sorprendente fue la estrategia de Witt y sus abogados durante el juzgamiento. La defensa de la ex maestra alegó que ella tenía derecho constitucional para tener relaciones sexuales con los estudiantes, puesto que las leyes de Alabama estipulan que cualquier persona mayor de 16 años sin una enfermedad específica puede dar su consentimiento para un acto íntimo.

Carrie Cabri Witt 01.jpg

Además, sus abogados argumentaron que la ley estatal de sexo entre maestros y estudiantes violaba los derechos de privacidad e igualdad de protección de su clienta establecidos en la 14ª Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

La condena contra la maestra

En el juicio, sin embargo, la fiscalía argumentó, citando otras leyes estatales, que está prohibido que una empleada escolar tenga relaciones sexuales con un estudiante.

Una de sus víctimas testificó ante el tribunal y afirmó que la relación había sido consensuada y criticó la legislación que prohíbe al personal educativo tener relaciones con los alumnos. "El delito no se ajusta al castigo", sostuvo el joven, según el periódico local.

No obstante, los fiscales argumentaron que el estatuto era necesario para proteger a los niños de las posibles insinuaciones sexuales.

Embed

Finalmente, Witt fue condenada a 10 años de prisión, aunque podrá cumplir la mayor parte de su condena en libertad condicional, después de pasar 18 meses tras las rejas y otros 18 meses en un programa de correcciones de la comunidad.

Además, como parte de la pena, se le pedirá que se registre como delincuente sexual.

Durante su sentencia, Witt se discupó por sus acciones. "Estoy avergonzada", dijo según el Decatur Daily. "No creo que nunca me haya sentido más avergonzada de mi misma", agregó.

Desde su arresto inicial, la mujer estuvo con licencia administrativa por dos años hasta que renunció.

Dejá tu comentario