Ciudad |

Unilever: El Centro de defensa Comercial volvió a apuntar contra el sindicato

"Son actitudes muy acotadas. Identificadas en abusos sindicales que pretenden violentar las leyes vigentes. Con modalidad de patoteros, intentan avanzar sobre el derecho a la propiedad, y de autoridad, que le corresponde a las empresas", expresaron.

El Centro de Defensa Comercial e Industrial de Gualeguaychú volvió a tomar partido en el conflicto desatado en la planta de la internacional Unilever, ubicada en el Parque Industrial, luego del despido de 16 trabajadores.

Como lo había hecho meses atrás, cuestionó duramente el accionar del Sindicato de Químicos y Petroquímicos de Zárate.

“El 28 de junio de 2019, ha sido publicado en la prensa local que se impidió el ingreso a la planta en el Parque Industrial a tres trabajadores de la empresa Unilever, y uno de ellos resultó agredido. El 1° de agosto, en diario El Argentino publicamos, con el título "ANTE ACCIONES SINDICALES FORÁNEAS Y EN APOYO A LA EMPRESA RADICADA, advirtiendo la posibilidad de concurrencia del aberrante hecho que lamentamos y desdeñamos”, expresaron mediante un comunicado, refiriéndose a la agresión a un trabajador de la planta que fue brutalmente golpeado cuando quiso ingresar, desobedeciendo lo resuelto por la asamblea gremial: el no ingreso a la misma.

Martin Rodríguez empleado Unilever agredido (3).jpg
Martín Rodríguez, el empleado de Unilever agredido en la puerta de la planta
Martín Rodríguez, el empleado de Unilever agredido en la puerta de la planta

“Toda la comunidad debe tomar conciencia del grave perjuicio ocasionado a los trabajadores y el desaliento a futuros inversores productivos generadores de trabajo. Solicitamos a las autoridades constituidas que procedan a ordenar con celeridad el desborde producido", apuntaron. Y, en esta línea, la entidad ratificó su representatividad: “los asociados locales a los que representa (la entidad) son personas ideológicamente pacíficas y respetuosas del orden establecido. Sin ninguna posibilidad de realizar ni permitir acciones de violencia como modo de dirimir diferencias". Sentimos “la obligación de re expresar públicamente ésta conducta históricamente ejercida en nuestra ciudad al notar brotes de intolerancia de origen foráneo, en la convicción que si las mismas son socialmente rechazadas se evitará lesionar la unidad de producción y el tejido social de la ciudad".

"Son actitudes muy acotadas. Identificadas en abusos sindicales que pretenden violentar las leyes vigentes. Con modalidad de patoteros, intentan avanzar sobre el derecho a la propiedad, y de autoridad, que le corresponde a las empresas”, expresaron mediante un comunicado de prensa.

6b711a8d-b036-4416-add3-9f4878598faa.jpg
La solicitada publicada por el sindicato el último sábado
La solicitada publicada por el sindicato el último sábado

“Estas formas de actuar han sido puestas en conocimiento en representaciones sindicales locales pertenecientes a otros sectores que laboran en nuestra ciudad, y concuerdan en lo inadecuado y en el rechazo de las mismas. Sabedores que la inversión económica, de la que deriva el empleo y la ocupación, requieren de un mínimo de respeto y armonía, nuestra ciudad no puede verse vulnerada por la hostilidad ilegal e incomprensible enraizada en valores totalmente alejados a nuestra forma de vida”, expresa el comunicado. “Las autoridades constituidas –continúa–, las instituciones civiles, religiosas y todas las que diariamente construyen la vida en común y hacen el bienestar de la ciudad, debemos estar alertas para desalojar y desactivar la intimidación prepotente o cualquier desborde que no se corresponda con los principios implícitamente vigentes, aceptados por nuestros vecinos".

"La ley es la única forma que permite el entendimiento colectivo, pero la ley necesita del sostenimiento social. La misma debe responder a un consenso establecido para que el requerimiento judicial, en su aplicación, sea solo una excepción en situaciones específicas”, indica y, por último, señala que "en razón de lo expuesto repudiamos cualquier acto de hostilidad y advertimos que nuestra sociedad no otorga licencia ni admite excesos a la ley vigente que afecten la convivencia”.

Dejá tu comentario