Urdinarrain Expreso |

Urdinarrain despide el año 2013 con balances en distintas áreas y hechos

El 2013 deja distintos análisis y acontecimientos durante todo su transcurso. El comienzo de obra de la Ruta 51, el enripiado de la ruta 19, la inauguración de un sistema de cámaras de seguridad y el caso Broggi, entre los hechos más destacados.

 

Juan Fernández

 

Urdinarrain ha crecido y no hay dudas de eso, una ciudad pujante desde sus vecinos que siempre ha demostrado el compromiso de todos sus habitantes para embellecer una ciudad que durante este año tuvo sus altibajos en distintos sentidos.

El llamado a licitación y finalmente -luego de años y años de promesas- el comienzo de obra de asfaltado de la ruta provincial Nº 51 en el tramo Urdinarrain – Parera, aparece como algo de lo más destacado en un camino que han sufrido muchos vecinos durante décadas su desastroso estado; hoy aparece con optimismo e ilusiones de que la obra se termine y finalmente llegue la solución tan anhelada.

En ese mismo sentido, se puede definir el del comienzo de obra de enripiado de la Ruta provincial Nº 19, que traerá un nuevo vinculo con el departamento Tala con la ambiciosa construcción del puente sobre el río Gualeguay que será el más grande de toda la provincia.

En obras, también es inevitable, mencionar el acceso a Urdinarrain sobre el parque Industrial, otra promesa que lentamente parece comenzar a cumplirse aunque con muy poca celeridad en una obra que debería ser prioritaria por lo que significa y para que de una vez por todas, los accesos a la ciudad dejen de ser llamado “los accesos de los milagros”.

Otra cuestión positiva en este año, fue la implementación del sistema de monitoreo y cámaras de seguridad que están distribuidas en todos los accesos y que traen un aporte a mejorar la seguridad en una ciudad donde durante el año ha sufrido hechos que quedarán en la historia.

Hasta se animaron a derrumbar el sueño de la “Urdinarrain segura”, con el caso de los “operarios telefónicos” que atacaron la casa de la familia Berardo tomando de rehén a la familia; los asaltos a mano armada en al menos dos kioscos, el permanente robo de herramientas, los allanamientos de la policía y de gendarmería para desbaratar una red de narcotraficantes, el repentino cambio en la policía y el extraño traslado del Comisario Cristian Quiroz, para ser reemplazado por el actual Comisario Luis Benítez también formaron parte del año.

Tiempo en el que Urdinarrain incluyó el primer juicio oral y público que condenó a un joven de 22 años a poco más de seis años de prisión. En seguridad, también se dieron reuniones entre vecinos, policía y municipio, todos preocupados por los sucesivos casos de abigeato que sobre los últimos meses del año parecen haberse aplacado.

En el mundo político, lo más resonante, fue el adelanto que en su momento entregó ElDía, sobre la renuncia del ex intendente y ahora ex concejal Alberto Mornacco (Intransigencia Popular), para pasar a ser parte de un área del poder ejecutivo en una noticia que generó revuelo y discordias porque sus pares se enteraron por el diario; la oposición acusó de candidatura testimonial la de Mornacco, a través de la concejal Mónica Feyt (Frente Para Todos) que volvió a ocupar una banca tras el repentino y penoso fallecimiento de Sergio Londra.

 

Otros temas

El conflicto en el hospital Manuel Belgrano también quedó en el tope de los destacados durante este año, con protestas de un grupo de vecinos contra la gestión del Dr. Raúl Canzzoneta, acusándolo de malos tratos y de despedir a personal, hechos que motivaron la reacción y la decisión política de reemplazarlo por el Dr. Alberto González.

Y finalmente el caso del ex funcionario municipal y ex trabajador del Colegio de Urdinarrain; Javier Broggi acusado de corrupción de menores y abuso agravado, en una noticia que en las últimas horas de este año conmociona a Urdinarrain.

Pasó un año en una ciudad que rescatando lo más positivo, es casi  una obligación destacar el trabajo en las instituciones y las cooperadoras, además del espíritu solidario de un lugar que a través de su gente siempre busca el mejor camino.

En la educación dicen esta la llave del futuro y en ese aspecto la ciudad ha trabajado bien, con la creación de una Escuela “Nina”, la posibilidad de ayudar a jóvenes y adultos a culminar sus estudios primarios y secundarios, y un acompañamiento para aquellos que tienen que decidir qué camino elegir para su futuro.

2013 termina siendo un año positivo si todo se pone en una balanza, pero para que este balance sea final, hace falta que se continúe cumpliendo con los compromisos en el 2014.

Dejá tu comentario