Me-Gusta-960x120-CARO
Policiales |

Vecinos desnudaron y golpearon a un ladrón y un menor fue atado a un poste de luz

Los dos hombres atacados en el barrio San Jorge de Pilar fueron acusados de robar a un grupo de vecinos que jugaba al fútbol. En La Matanza, un adolescente fue reconocido por la calle por haber supuestamente asaltado dos comercios de la zona con una réplica de arma de fuego

Dos grupos de vecinos en los partidos bonaerenses de Pilar y La Matanza protagonizaron este fin de semana dos repudiables intentos de linchamiento a presuntos ladrones.

El primero de ellos ocurrió en el barrio San Jorge del municipio de Pilar, donde un grupo de personas atacó a dos presuntos ladrones que habían intentado robar las pertenencias de unos vecinos que se habían juntado a jugar al fútbol.

Tras haberlos visto, los corrieron cerca de 20 cuadras y, cuando los atraparon, los redujeron y los golpearon, en una secuencia que fue registrada por otros vecinos en sus teléfonos celulares y viralizada en redes sociales.

Embed

En el video se puede ver el momento en que un vecino tomó por la fuerza a uno de los asaltantes y le sacó una por una las prendas de vestir y el calzado. Cuando quedó completamente desnudo, lo dejaron irse. Su cómplice, en tanto, intentó escapar, pero fue golpeado por los vecinos que lo corrieron y lograron tirarlo al piso.

El segundo hecho ocurrió el sábado en la localidad de Isidro Casanova, cuando un adolescente de 16 años fue reducido, golpeado y atado a un poste por vecinos que lo reconocieron y acusaron de haber robado la semana pasada en dos comercios de la zona.

Los efectivos de la Comisaría 5ta de San Carlos fueron alertados del linchamiento por un llamado al 911, pero cuando llegaron al lugar ya era tarde: el joven estaba golpeado, sin ropa y “atado” con cinta adhesiva a un poste de luz sobre la calle Cristiania al 3100, junto a un arma de juguete que de acuerdo al testimonio de los vecinos habría utilizado para robar.

menor atado.jpg

Dos comerciantes explicaron entonces a los efectivos que habían reconocido al menor por dos asaltos presuntamente ocurridos la semana anterior, que sin embargo no habían sido denunciados en la comisaría, según informaron fuentes policiales.

De acuerdo con los relatos de los dueños de un kiosco y un almacén del barrio, al momento de ser reducido por varios vecinos, el adolescente se resistió y en el forcejeo se le cayó al piso una réplica de un arma de fuego, lo que enardeció a los vecinos que participaban del ataque.

Los policías trasladaron al menor a un centro de asistencia, mientras que el fiscal a cargo de la Fiscalía de Responsabilidad Juvenil tomó intervención para averiguación de la existencia de un hecho ilícito.

Dejá tu comentario