Policiales |

Violentísimo asalto en panadería: Golpearon a la empleada y al dueño

Uno de los sujetos redujo a la trabajadora para alzarse con la recaudación; el propietario se trenzó en lucha con él y terminó seriamente golpeado. Al menos uno de los ladrones fue detenido.

Un ladrón golpeó a una empleada y al dueño de una panadería durante un violentísimo asalto registrado sobre calle Banda Oriental y Liga de los Pueblos Libres, este miércoles en Paraná.

El sujeto redujo a la trabajadora del emprendimiento para alzarse con la recaudación al momento del cierre, alrededor de las 15hs. Ante los gritos desesperados de la mujer, el propietario de la panadería, que iba de salida del local, regresó y se trenzó en lucha con el malviviente.

Este sujeto lo atacó a puntazos y lo hirió en el rostro, más precisamente, a la altura de su ojo derecho.

El ladrón escapó en un automóvil Fiat Uno, en el que los esperaban dos personas. El damnificado, en tanto, demandó atención médica por las graves lesiones que sufrió en el ataque.

Tras el violentísimo asalto, al menos uno de los malvivientes fue detenido esta madrugada en calle Diagonal Corrales, entre Febre y Antelo, por personal de División Robos y Hurtos; durante al aprehensión le incautaron un revólver calibre 38.

El malviviente fue trasladado a Alcaidía de Tribunales, por el presunto delito de Tenencia ilegitima de arma de fuego.

La palabra de la esposa de la víctima

"A las 13hs entró un muchacho que jamás se iba a pensar que vendrá con ese fin, pidió $20 de galleta, pagó con $100, le dieron el vuelto y cuando se iba a retirar, fue a la caja para que le dieran el dinero", rememoró Amelia, la esposa del damnificado.

"Mi marido lo agarró del cuello (al ladrón) y se trenzaron; al verse acorralado, el tipo sacó el cuchillo que tenía", recordó. La mujer dio cuenta que el asaltante tenía "un cuchillo y un arma".

"Le cortó el parpado y al lado de la boca. Tuvieron que hacerles 18 puntos entre los dos cortes. Gracias a Dios está bien pero todavía está en el hospital a la espera de ser revisado por un oftalmólogo. Gracias a Dios no perdió el ojo", refirió Amelia.

Comentó que "es la primera vez" que son blancos de un hecho delictivo. "Sabíamos que nos iba a tocar, pero nunca lo esperamos, porque a algún negocio siempre le toca", reconoció en relación a los robos y asaltos de los que son víctimas los comercios del barrio.

El violento asalto quedó registrado en las cámaras de seguridad. Amelia agradeció a sus vecinos por la asistencia que le brindaron tras el hecho. "Yo lo corrí hasta la puerta, porque no tengo miedo", aseguró. (Elonce)

Dejá tu comentario