Deportes | boca

Volvió a perder Boca: cayó frente a Lanús 2 a 1

Con el fin de priorizar la Libertadores, Russo paró un equipo muletto que no tuvo un buen partido y cayó 2-1 ante Lanús. Orsini hizo los dos del Grana y descontó Wanchope. El Xeneize apuró en el final pero no le alcanzó.

En la Bombonera, Lanús superó a Boca por 2-1 gracias a dos goles de Nicolás Orsini. Descontó Wanchope Ábila en el cierre del encuentro. El encuentro, válido por la cuarta jornada de la Zona 4 de la Copa de la Liga Profesional, fue arbitrado por Facundo Tello.

El equipo de Miguel Ángel Russo no hizo pie en el primer tiempo y padeció la contundencia de la visita en el primer tiempo. Más allá de manejar más la pelota, el conjunto de Zubeldía tuvo en uno de sus dos atacantes a la figura de la etapa inicial.

La primera emoción del juego llegó antes de los 15 minutos: un contraataque de Lanús casi puso en ventaja al Granate. José Sand habilitó a Pedro De la Vega, que definió desviado frente a Esteban Andrada. Pero a los 28′, en otra acción ofensiva que lideró el número 10 de los visitantes abrió el marcador.

Pero tiró un centro desde el costado izquierdo de la defensa xeneize y apareció Nicolás Orsini, que anticipó al peruano Zambrano y descolocó al arquero de Boca para poner en ventaja a Lanús. A partir de que se puso en ventaja, el conjunto de Zubeldía manejó el juego. Los locales intentaron, pero sin profundidad. Sebastián Villa no tuvo una buena primera parte del encuentro y sólo un disparo de zurda desde afuera del área de Mauro Zárate llevó peligro al arco defendido por Morales.

Y cuando estaba por terminar la etapa inicial, otra gran acción individual de Orsini amplió la diferencia para el Granate: asistencia de De la Vega que el 33 bajó y, tras un error en la marca de Zambrano, el goleador disparó cruzado ante la salida de Andrada. Ventaja de 2-0 para los visitantes en la Bombonera.

Para el segundo tiempo, Russo sacó al Pulpo González y Maroni y mandó a la cancha al probable mediocampo que saldrá a jugar frente al Inter en Brasil, con Villa, Campuzano, Capaldo y Cardona. A testearlo. Y fue otra cosa desde el primer minuto, por la dinámica que le dio el juvenil y el juego que aportó el 10 que lleva la 8, lo que incrementó la participación de la dupla de ataque, aunque el gol no salió fácil, entre que el árbitro se comió un penal a los 8, Ábila recién acertó a los 41 y el arquero Morales sacó un cabezazo a quemarropa de Licha López a los 48.

La derrota no sólo dejó a Boca más apretado en la tabla del grupo 4, también en función de la verdadera copa marcó una clara diferencia entre los titulares y los suplentes, entre los que Russo elige habitualmente para el 11 y los que suele dejar afuera. Y ni hablar que dejó a la vista en dónde están las cabezas xeneizes...

Temas

Dejá tu comentario