Política |

"Yuyo" García, el padre de Micaela, anunció que ya no es funcionario de Kicillof

Lo anunció mediante un posteo en redes sociales, donde además afirmó que seguirá colaborando con todos los municipios, pero que ya no será parte del Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires.

Luego de la presentación del libro "Ley Micaela, Capacitación obligatoria en género para todas las personas que integran los tres poderes del Estado", que se llevó a cabo este lunes durante la apertura del 139° periodo de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación, Néstor “Yuyo” García –padre de la joven entrerriana víctima de femicidio en 2017- anunció que ya no integra el gabinete del gobernador bonaerense Axel Kicillof.

Por redes sociales, García resaltó que “los 135 municipios tienen ordenanzas para implementar capacitaciones obligatorias en temas de género, que es el espíritu de la Ley Micaela (Al 11/12/2019, eran 76 municipios) y 130 de esos municipios tienen Adhesión a la Ley 15.134 - Ley Micaela Bonaerense (Al 11/12/2019, eran 42 municipios)”.

“Seguiré estando a disposición de cada localidad bonaerense, de cada equipo municipal, de cada organización, básica, universidad y compañerada que me necesiten, porque tengo mi vida empeñada en este esfuerzo”, aseguró en su posteo.

La nota que publicó en Facebook

“A partir del 1 de marzo de 2021 no integro más el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la PBA, donde me desempeñé como Director de Formación y Capacitación. Desde allí, junto a un equipo de personas, de compañeras y profesionales maravillosas, hemos abordado la titánica tarea de promover la adhesión a la Ley Micaela en los municipios bonaerenses. En este momento los 135 municipios tienen Ordenanzas para implementar capacitaciones obligatorias en temas de género, que es el espíritu de la Ley Micaela (Al 11/12/2019, eran 76 municipios) y 130 de esos municipios tienen Adhesión a la Ley 15.134 - Ley Micaela Bonaerense (Al 11/12/2019, eran 42 municipios).

A partir del femicidio de mi hija, ocurrido el 1 de abril de 2017, y tomando el ejemplo de compromiso y militancia que nos dio a toda la sociedad a sus tan sólo 21 años, he comprometido mi vida en esta lucha que es la de construir una sociedad de iguales. Reconociendo el protagonismo de los colectivos de mujeres que nos han marcado un rumbo, sé que es esencial el compromiso de vida de todas y cada una de las personas que queremos vivir en una sociedad libre de violencia, no ejercerla, no sufrirla, no perder a nuestras personas amadas.

Embed

Con la sanción de la Ley 27499 que lleva el nombre de Mica, especialmente la tarea de quienes queremos continuar sus sueños, se centra en la promoción de la Ley y en el esfuerzo de que su cumplimiento sea real, es decir, transformador. La Ley lleva el nombre de la Negra porque su femicidio puso de manifiesto el modo en el que la falta de perspectiva de género en el Estado no protege la vida, la integridad ni la dignidad de las mujeres. Si la Ley 27499 hubiera existido y hubiera sido realmente aplicada, hoy estaría viendo crecer a mi hija, militando en los barrios y siendo la maravillosa referenta política que en tan pocos años supo ser. El caso de Úrsula, y los de tantas otras, nos trajo a la triste realidad y nos recuerda que aún está todo por hacerse, con urgencia, con decisión y sin mezquindades. Porque la violencia, la indiferencia y la impunidad van de la mano.

La institucionalización de los espacios que tienen como objetivo erradicar la violencia de género y promover la equidad tienen que trabajar con compromiso transformador y, por qué no, fuerza revolucionaria. La burocratización nos puede llevar a correr el riesgo de perder una posibilidad histórica a la vez que cotidianamente desprotege vidas.

Como antes de asumir el cargo, también ahora seguiré estando a disposición de cada localidad bonaerense, de cada equipo municipal, de cada organización, básica, universidad y compañerada que me necesiten, porque tengo mi vida empeñada en este esfuerzo. Cada día que Mica nos falta, este próximo 1 de abril ya se cumplirán 4 años de su ausencia, reafirmo que tomar sus banderas es el camino que tenemos para seguir abrazándola y sentirla insoportablemente viva, con esa fuerza que trasciende la muerte porque está anclada al amor”.

Fuente: El Entreríos

Dejá tu comentario