Tecnología |

Zapatillas inteligentes se vuelven “tontas” cuando le actualizan el software

Se trata del modelo Adapt BB de Nike que cuesta 350 dólares. Ajusta automáticamente los cordones al igual que las zapatillas que viste el personaje de Marty McFly en la película 'Volver al futuro II'. Pero cuando las actualizan comienzan a funcionar de manera loca. Las Adapt BB, las nuevas zapatillas inteligentes de Nike, hacen 'estupideces' tras actualizarse su aplicación en el sistema operativo Android, según las quejas que muchos usuarios han compartido en la Red. Este modelo deportivo, lanzado a la venta este febrero a 350 dólares, dejó perplejos a muchos compradores cuando vieron que una de las zapatillas del par no se sincroniza con la aplicación de Nike, lo cual hace que no puedan disfrutar de su ajuste automático de cordones, una función inspirada en el famoso calzado que luce el personaje de Marty McFly en la película de 1989 'Volver al Futuro II'. Las Adapt BB cuentan con el sistema de cordón motorizado Fit Adapt, controlado mediante una aplicación móvil o con dos botones ubicados en la parte lateral de la zapatilla que sirven para aflojar o apretar el cierre. "La aplicación no se sincroniza con la zapatilla izquierda. Se conectó con las zapatillas justo al desempaquetar, pero luego falló completamente tras una actualización", comentó un usuario en la página de Nike en la tienda de aplicaciones Play Store. "Cada vez que trato de conectar mis zapatillas, dice que hay un error o que ya está conectada con otro par de zapatillas", señaló otro. El problema podría estar vinculado a una actualización de Android emitida días después de la salida al mercado de las Adapt BB. Algunos compradores han afirmado que sus zapatillas han vuelto a funcionar tras un 'reseteado', mientras que aquellos que usan el sistema operativo iOS no han reportado problemas por el momento. The Verge informa que parte del lote incorpora una primera versión del programa que podría ser el origen de los errores a la hora de sincronizarse con la aplicación de Android. Este fallo de software no es la única complicación que enfrenta Nike esta semana. El miércoles, una de las zapatillas de uno de los más prometedores jugadores de baloncesto universitario en EE.UU., Zion Williamson, se despedazó en medio del encuentro que disputaban los Duke Blue Devils contra los North Carolina Tar Heels. Al abrirse los mercados el jueves, el precio de las acciones de la compañía cayó más de un 1 %.

Dejá tu comentario