País | Mauricio Macri | María Eugenia Vidal | PASO

Ante un campo eufórico, Macri pidió "no volver al pasado"

"¡Sí, se puede!", bramaron las tribunas cuando Mauricio Macri dejó inaugurada la 133º Exposición Rural de Palermo. Y no fue la única vez. Cuando empezó a hablar también lo recibieron con esa consigna.

El Presidente de la Nación lució cómodo y seguro. Con un discurso elaborado dio los trazos más trascendentes de su visión política, a favor de la integración con el mundo para generar crecimiento genuino y desarrollar empleo, y con un Estado que no frene la producción sino que la ayude de todos los modos posibles, brindando infraestructura, destrabando la burocracia y generando condiciones de competitividad para la exportación sostenida y bajo acuerdos de largo plazo.

A días de las PASO no se privó de hacer campaña. Arrancó su discurso presentando a Horacio Rodríguez Larreta como "un gran hacedor" y a María Eugenia Vidal como "lo mejor que le pasó a la provincia de Buenos Aires en los últimos 30 años", ambos aplaudidos fuertemente por las tribunas.

Sin embargo, no pudo hacer anuncios. Durante los últimos días, la obsesión de quienes redactaron el discurso fue no violar la ley electoral, que impide a los gobernantes hacer uso de las tribunas públicas para hacer promesas que violen la veda estipulada. De hecho, a pesar de que el viernes salió publicado en el Boletín Oficial que Agricultura volvería a ser Ministerio, nada dijo al respecto.

Y tampoco confirmó un compromiso tomado cuando se reimplantaron las retenciones, que serían eliminadas a partir del 31 de diciembre de 2020. Sólo dijo un genérico "lo antes que podamos tenemos que seguir en la dirección de terminar con ese mal impuesto". Lo que sí hizo fue recordar que hace un mes ya las redujo en 207 actividades regionales, lo que implicó una caída de 2.200 millones de pesos para las arcas fiscales o un retorno de esos ingresos que corresponden a los productores, como fue el caso del maíz para pochoclo, maní y cerezas, entre otros.

En el palco oficial, Macri estuvo acompañado por su esposa Juliana Awada, y rodeado por el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, y el flamante ministro de Agricultura, Luis Miguel Etchevehere. También estuvo en la primera fila el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne y el secretario general de la UATRE, Ramón Ayala, cuya presencia fue especialmente destacada por el titular de la SRA en su discurso.

Dejá tu comentario