Política | Inflación | Educación

Conflicto en Chubut: "Vivimos una situación límite que ya se cobró dos vidas"

El docente de Comodoro Rivadavia, Luis Carranza, habló de las nueve semanas sin clases en Chubut, los hospitales colapsados y de paritarias que no se cumplen. Dijo que si se implementara una reforma tributaria a grandes empresas que operan en la provincia se solucionaría parcialmente el conflicto.

Por Fabián Miró

El fallecimiento de Jorgelina Ruiz Díaz y de María Cristina Aguilar, docentes que murieron en un accidente de tránsito cuando volvían luego de un plenario de delegados, desde Rawson a Comodoro Rivadavia, puso en primera plana la situación límite que viven los docentes y trabajadores estatales de otras dependencias en una de las provincias con mayores recursos en La Patagonia.

El accidente fatal derivó en un paro de actividades dispuesto por Ctera al cual adhirieron gremios de todo el país. Luis Carranza, profesor de Literatura que reside en Puerto Madryn, una de las ciudades turísticas más emblemáticas de Argentina, dijo que las placas de la TV con el pie de pantalla “Arde Chubut”, son acertadas y “marca la realidad que vivimos en nuestro territorio”.

El docente señaló que “las compañeras fallecidas tendrían que haber estado en su casa luego de una jornada de clases y no volviendo de un plenario para encontrarle una salida a una situación extrema”.

Carranza recordó que llevan “nueve semanas de paro y que este lunes llegaríamos a los dos meses y medio sin actividades”. El docente destacó que es “situación muy desgastante que se suma a lo acontecido en el 2018, año en el que tuvimos de paro desde el 5 de marzo hasta mediados de julio”. Recordó que Arcioni, gobernador de Chubut, no ofreció nada en paritarias porque “según el gobierno nacional no iba a registrarse una inflación y todos sabemos lo que pasó”.

Contó que el “conflicto se agravó en el 2019, debido a que no cumplieron con las paritarias pactadas y nos tienen con mentiras, apostando al desgaste”. Señaló que “nadie quiere seguir con la protesta, nadie desea continuar en la calle”. Contó que “se vive un clima de bronca que no se puede sostener”.

Sobre el diálogo con el gobierno provincial, indicó que se “cortó hace dos semanas y no se ha reanudado”. Aclaró que el conflicto afecta no solo a los docentes, también a “trabajadores estatales que trabajan en Vialidad, en el poder judicial, en distintas áreas del Estado, salvo la policía, organismo de seguridad que tienen al día”. Acotó que Chubut cuenta con “62.000 empleados públicos entre activos y pasivos, no cumpliendo el estado provincial con ninguno de los gremios que estamos saliendo a la calle”.

En cuanto al salario recordó que “viene atrasado y que en relación a la anterior gestión de gobierno nacional, debido a la galopante inflación, se redujo entre un 50 y un 70 %, es decir una pérdida notable del poder adquisitivo como la mayoría de los argentinos”.

Sobre el proyecto presentado por el ministro coordinador del Gabinete provincial, Federico Massoni, de aumentar los sueldos de los funcionarios en un ciento por ciento, dijo que “no es real que el gobernador Mariano Arcioni gane 55.000 y el jefe de gabinete 47.000 pesos. Es mentira cobran mucho más”.

Dejá tu comentario