Opinion | Club de Pescadores

"Contaminando no hay vida ni tampoco habrá carnaval"

Por Samuel Moreyra*

La idea de que compartimos el planeta y que uno puede y debe ayudar a cuidarlo puede parecer muy grande y para algunas personas, estar muy por encima de la realidad.

Pero en la actualidad lo que sucede puede ser la causa de lo que pueda ocurrir en nuestro propio hogar como contar con la presencia de aguas contaminadas. Químicos, tóxicos, y otros contaminantes nocivos para la salud.

El cuidado del planeta comienza en el jardín de nuestras casas. De allí se extiende por las zonas que pasamos para llegar a la escuela o al trabajo. Abarca los lugares donde vamos a comer, en el campo o en vacaciones y en todos los lugares donde nos recreamos como nuestro Río Gualeguaychú.

VER MÁS: ¿El Traje de Fantasía ganador en 2018 tirado en el medio del monte?

Nuestro río es un recurso natural muy necesario tanto como para el ser humano para vivir como para la ciudad. Cientos de turistas nos visitan cada año buscando naturaleza, paz y tranquilidad y encuentran en nuestro Río Gualeguaychú un oasis donde desconectarse de la rutina diaria y disfrutar de plena naturaleza.

Pero desafortunadamente hay muchas acciones que rompen la tranquilidad de nuestras aguas y ponen en riesgo la salud de todos los que vivimos y dependemos de ella como el desecho de carrozas y otros líquidos sospechosos en el sur de nuestra ciudad específicamente en la zona del Club de Pescadores y frigorífico Gualeguaychú

El viento sur que llegó a nuestra ciudad no solo trajo el frío sino que también puso en evidencia el microbasural repletos de materiales tóxicos y perjudiciales para la salud humana.

VER MÁS: Denunciaron al Club de Pescadores por tirar residuos de O'Bahía en terrenos públicos

La mayoría de los desechos que se encuentran fueron utilizados para la fiesta más grande a cielo abierto del país, que en aquellos momentos brindaban color y alegría en su paso por la pasarela. Hoy son materiales peligrosos que requieren ser removidos inmediatamente

La canción que encendía al público y lo hacía vibrar dice: “El carnaval con la vida y la vida con el carnaval! Pero contaminando no hay vida ni tampoco habrá carnaval”.

“Cuidar de nuestro planeta es un compromiso que debemos asumir todos los seres humanos y entender que no somos dueños del planeta y la naturaleza sino que simplemente somos parte de ella”

*Premiado en la categoría “Liderazgo Moral y/o ambiental” por la red mundial Jóvenes Ciudadanos Activos (JCI)

Dejá tu comentario