Provincia | Dictadura | Concepción del Uruguay | Derechos Humanos

Descubren un nuevo centro clandestino de tortura en Concepción del Uruguay

Fue señalado por los querellantes en la "Causa PC" que tramita en la Justicia Federal por delitos de lesa humanidad. Las víctimas, militantes del Partido Comunista, fueron secuestradas y torturadas en ese lugar en enero de 1978.

Víctimas de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar señalaron el lugar exacto en el que estuvieron secuestrados y fueron torturados. Sucedió en el marco de la “Causa PC” que tramita en la Justicia Federal de Concepción del Uruguay. El proceso tiene como imputado al genocida Julio César Rodríguez, alias Moscardón Verde.

De este modo se identifica un nuevo centro clandestino usado por el terrorismo de Estado en la provincia. Se trata de una casa que fue identificada por Carlos Stur y Juan Bautista Echeverría, en su testimonial como querellantes. Los militantes del Partido Comunista, octogenarios, dijeron que en el domicilio, en inmediaciones de Concepción del Uruguay, fueron torturados durante la noche y madrugada del 28 de enero de 1978.

La casa está ubicada sobre la margen oeste, aproximadamente en el km 137, de la Autovía Nacional 14, a la altura del Arroyo Colman.

centro caldestino victimas.jpg

Jorge Rubén Díaz, de El Miércoles Digital, estuvo presente en la inspección y el reconocimiento del lugar. Acompañado por el fotógrafo Valentín Bisogni, el periodista publicó en su crónica que llegó hasta el lugar “la comitiva compuesta por los integrantes del Tribunal Oral del Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, las víctimas y los abogados de las partes, ya que el imputado Julio César Rodríguez decidió no hacerlo y testigos”.

“De acuerdo a lo que relataron en el juicio, al momento de los hechos esa vivienda pertenecía a una familia de apellido Bernay. Según pudo averiguar una de las víctimas, fue alquilada por un efectivo de la Policía Federal”, informaron.

Juan Bautista Amadeo Echeverría, de 82 años, se jubiló como empleado del Correo y, al igual que Carlos Stur -su compañero en la desgracia de las torturas y vejaciones-, vendía libros y militaba en el Partido Comunista de Concepción del Uruguay.

En su declaración ante el Tribunal relató cómo lo detuvieron en 1977 en casa de Eladio Bochatay para ser llevado a un calabozo de la Gendarmería y ser golpeado. Y meses más tarde, también sufrió la detención en Banco Pelay, junto a Stur, y reconoció a Julio César Rodríguez como integrante de la comisión policial que intervino, coincidiendo en el relato de los hechos efectuados por su camarada anteriormente. Ubicó perfectamente al Moscardón por su voz mientras lo trasladaban en el auto hacia la finca donde fueron torturados.

Al igual que Stur, culpó a las fuerzas armadas “por manchar con sangre de compatriotas al Ejército de San Martín”, y confesó: “Esperé 42 años para decir esto”.

Dejá tu comentario