Ciudad | agmer | Educación

Docentes realizaron una marcha en contra de la presencialidad en las escuelas

Docentes afiliados a Agmer se manifestaron esta mañana en la Departamental de Escuelas. Reafirmaron su oposición a la vuelta de la presencialidad en los distintos establecimientos educativos, ya sea en el ámbito rural como urbano. Pidieron por una mayor partida para elementos de limpieza y paritarias en forma urgente. 

Poco más de una docena de docentes se convocaron frente a la Departamental de Escuelas este martes. Lo hicieron con pancartas alusivas al momento que están pasando, y con reclamos al gobierno entrerriano: “Damos clases poniendo nosotros los recursos”, ”Presencialidad con concreciones, no con promesas”, “Los docentes hacemos funcionar el comedor escolar”, “Presencialidad con elementos de higiene”, “Recomposición Salarial Ya, Paritaria Ya”, “Presencialidad con responsabilidad del estado, no de los padres y de los docentes”.

Al respecto, el Secretario General de AGMER Oscar Ávila señaló a ElDía que la decisión del gobierno de volver a la presencialidad "fue unilateral", dado que "no están dadas las condiciones porque aún son muy grandes los riesgos para los alumnos, los docentes y las familias involucradas”.

Noticia relacionada: Los chicos vuelven a las aulas en 25 escuelas del departamento

Por su parte, la directora de la Escuela N°68 Fray Mamerto Esquiu, Susana López, dijo que "el sentimiento de los compañeros docentes es el miedo al contagio, la gran mayoría en sus familias tienen personas de riesgo, y lamentablemente no están dadas las condiciones para el reinicio”.

López recriminó que “no han llegado los fondos para la compra de los elementos de protección y los insumos necesarios para la limpieza y desinfección de los lugares donde se dictarían clases”.

En el caso de su escuela, aseguró que "los fondos que llegan desde provincia mensualmente para artículos de limpieza y de librería son solo 1920 pesos por mes”.

Añadió que “los pagos vienen atrasados, el último fue el de mayo, que destinamos a insumos de librería con hojas y tinta que utilizamos para imprimir las actividades a desarrollar por los chicos”.

Si se vuelve con las pocas jornadas que restan, divididos en grupos, cada uno tendría a lo sumo un día de clases

Opinó que “volver a clases cuando faltan tan poquitos días para terminar no tiene sentido. Quedan solo 12 días y los chicos están al día con sus seños, trabajando muchísimo en la virtualidad". "Si se vuelve con las pocas jornadas que restan, divididos en grupos, cada uno tendría a lo sumo un día de clases”, planteó.

agmer

En la misma línea, el profesor de Geografía y Economía Gabriel Velásquez, que trabaja en la secundaria de la Comuna de Irazusta, en el Colegio Nacional y en la Rawson afirmó que "la manifestación del gremio obedece a que se trata de instalar que estamos volviendo a clases, cuando la realidad indica que nunca dejamos de dar. No volvemos porque nunca nos fuimos es una de nuestras consignas, enseñando con nuevas herramientas, para lo que tuvimos que capacitarnos a la virtualidad"

"Todo esto demandó un gran esfuerzo que nos permitió garantizar la educación en esta realidad”, manifestó el joven docente, que sostuvo que “no están dadas las condiciones para la vuelta a la presencialidad, teniendo en cuenta todas las actividades previas que se tienen que dar para garantizar la provisión de materiales que permitan cuidar la salud de los chicos y la nuestra”.

En el caso de las escuelas rurales, opinó que “los chicos están más aislados que los de la ciudad, pero los profesores y maestros vienen de centros urbanos donde las realidades son otras”.

Por otra parte, Leticia Valenzuela recalcó que "no nos podemos olvidar de los comedores escolares que nunca dejaron de trabajar durante la pandemia, concurriendo los docentes a dar una mano, ni hablar de los que enseñan en el campo y que ponen sus autos para ir a la escuela, llevar alimentos a las familias de los chicos y mantener los edificios limpios”.

Dejá tu comentario