Provincia | Argentina | Covid-19 | Educación

El gobierno avanza con la vuelta a las aulas pero los docentes advierten "serias dificultades"

La Nación buscará sellar hoy con las provincias el protocolo para la vuelta a las aulas. Los gremios docentes sostienen que habrá "serias dificultades" para retomar las clases en agosto y "se producirá una gran deserción escolar".

El ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, y sus pares de las provincias buscarán aprobar y rubricar hoy el protocolo oficial que moldeará el retorno a las clases presenciales en el país.

Mientras tanto, los gremios docentes con representación nacional ponen reparos a la intención oficial de reanudar las clases en agosto. Consideran que muchos edificios escolares no están en condiciones de cumplir con el protocolo sanitario que se elaboró en el Ministerio de Educación, que para ello debería aumentarse la inversión de tal modo que permita que durante julio, el mes que queda, se reacondicionen los establecimientos y se los abastezca de los insumos necesarios.

En tal sentido, el titular de la Unión Docentes Argentinos (UDA), Sergio Romero, aseguró que habrá "serias dificultades" para que las clases presenciales puedan retomarse en agosto en los distritos en los que no haya coronavirus, y alertó que al final de la cuarentena "se producirá una gran deserción escolar".

Romero, quien también es secretario de Políticas Educativas de la CGT, sostuvo que "las dificultades del sistema educativo en el contexto de la pandemia de coronavirus no son nuevas, y ya quedó demostrado la histórica ausencia del Estado como principal actor y responsable de la educación".

CLASES

"El interior del país es muy distinto a la Capital Federal. Si se pretende que las clases comiencen en las escuelas que no tengan dificultades, no empezarán nunca, porque están saturadas de dificultades", aseguró el dirigente gremial.

Añadió que el Estado debe invertir hasta agosto próximo para que los establecimientos educacionales "estén en condiciones" y retomen las clases.

"Deseo que se recupere el dictado de clases, pero en 60 días la Argentina no podrá solucionar los históricos problemas del sistema educativo. El Gobierno debería informar respecto de qué escuelas están en condiciones", puntualizó.

También sostuvo que ante "un contagio de un docente o un alumno se producirá un problema penal, más allá de lo político, por lo que el Estado tiene que empezar a acondicionar las escuelas".

Además, enfatizó que la mitad de los menores "no pudieron conectarse a internet en el contexto de la pandemia", y pronosticó que a partir de todas esas dificultades "se producirá una gran deserción escolar", en tanto aseveró que el regreso a clases en agosto "es más una posibilidad que una certeza".

Protocolo

El miércoles pasado, las autoridades presentaron el protocolo que hoy por la tarde se aprobará en el Consejo Federal de Educación. A cargo de la elaboración del documento estuvo el nuevo consejo asesor para la planificación del regreso a las aulas, un órgano plural compuesto por ministros provinciales, representantes de colegios privados, infectólogos, especialistas en seguridad e higiene, pedagogos e incluso los mismos sindicatos docentes.

El protocolo contempla distintas pautas: insumos de higiene obligatorios (agua potable, jabón, alcohol en gel), distanciamiento de por lo menos 1,5 metros, tapabocas en todo momento, entre otras. Las provincias podrán definir sus propias reglas, pero solo si ellas implican medidas más rigurosas, nunca más laxas.

clases
(Imagen ilustrativa)
(Imagen ilustrativa)

"Nosotros participamos de la reunión del consejo donde se presentó el protocolo marco. Ahora estamos trabajando para adaptarlo a cada provincia y estamos viendo que hay realidades muy disímiles en todo el país. En principio, nos parece complicada la vuelta tal como están las cosas hoy. Hacen falta muchos recursos para poner en condiciones todas las escuelas. En un mes es poco probable que se pueda lograr a menos que se disponga un aumento significativo en la inversión", señaló Sara García, titular de AMET, el sindicato de los profesores de escuelas técnicas.

"No están dadas las condiciones", dice CTERA

En las mesas nacionales, CTERA -por su alta cantidad de afiliados- cuenta con mayoría automática. Tiene cinco paritarios y los otros cuatro sindicatos solo uno. Si bien durante estos seis meses se mostraron alineados al oficialismo, también objetaron la fecha de agosto. "La situación no es lo misma en todo el país, pero hoy no están dadas las condiciones", dijeron sus voceros a Infobae.

Según el gremio, cada provincia -al fin y al cabo, las responsables de las escuelas- debería convocar a paritarias y definir en esa instancia la viabilidad de una vuelta escalonada después de las vacaciones de invierno. Otra vez, los edificios escolares poco se parecen entre los distritos.

Agmer y Ctera.jpg

Incluso en los colegios privados, donde se supondría mayor facilidad para cumplir el protocolo, hay reparos. "El hacinamiento en las escuelas privadas es muy habitual, igual o peor que en las estatales. En aulas para 20 alumnos, reúnen 35 o más chicos. Será difícil la vuelta si nos detenemos en la densidad de nuestras escuelas. A eso hay sumarle las aulas contiguas, los baños y patios pequeños, y el personal escaso", enumeraron desde SADOP, que representa a los docentes privados.

En la conciencia de los sindicatos de maestros está la experiencia fallida de regreso a las aulas que dispuso Jujuy. Apenas algunos días después de reabrir las escuelas rurales, debieron dar marcha atrás por un brote de casos positivos de Covid-19. "Sabemos no será tarea fácil la vuelta. Nosotros velaremos por la salud de las y los compañeros docentes", dicen los gremios. (Elonce)

Dejá tu comentario