Provincia | pami

En seis meses cayeron un 7,9% las compras de medicamentos por PAMI en la provincia

Referentes del sector indican que la baja de la demanda no es sustancial. Los aumentos de precios en el rubro promedian un 34% en el último semestre.

Representantes del rubro farmacéutico a nivel nacional advirtieron que las ventas de medicamentos cayeron un 13,8% en junio y atribuyen la baja en la demanda a los aumentos de precios que vienen sufriendo diversos productos. En este marco, la ONG Consumidores Libres realizó un relevamiento sobre la evolución de los precios de determinados remedios y afirmaron que en lo que va del año los incrementos van de un 20% a un 67%. Asimismo, subrayaron que esto afecta sobre todo al sector de los jubilados, principalmente en los casos en que perciben los haberes mínimos, que hoy oscilan los 10.400 pesos.

Sin embargo, a nivel regional la mayoría de los referentes del sector sostienen que la disminución del consumo de medicamentos no es sustancial. Emilio Irigoiti, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Entre Ríos, se refirió a los usuarios de PAMI y señaló que “respecto al semestre anterior, en unidades de medicamentos vendidas hay una pequeña caída del 7,9% en el consumo”.

A su vez, sostuvo: “En PAMI se ha reducido menos el consumo de medicamentos que en otras obras sociales. Pero el tema es que PAMI tiene un promedio de cobertura del 80%, que es un porcentaje mayor al de las demás, y quien tiene dos opciones se pasa a la de mayor cobertura”.

Respecto del incremento de precios de los medicamentos, Irigoiti comentó que “ronda el 34% promedio en los últimos seis meses”.

Desde la Cooperativa del Litoral, que abastece a una gran cantidad de farmacias en Entre Ríos, sur de la provincia de Corrientes y norte de Santa Fe, coincidieron en que no registraron una baja extraordinaria en el consumo de medicamentos: “En la empresa no se ha sentido una merma en la ventas de medicamentos. La demanda está dentro de los parámetros normales”, aseguró uno de sus referentes, quien en relación a los aumentos examinó: “Son incrementos que los laboratorios vienen programando, acompañando un poco la inflación. No se han dado subas importantes y vienen siendo de manera escalonada, de entre un 3% y un 4,5%”, dijo, y aclaró: “No es que se hayan disparado los valores, sino que son continuos los aumentos”.

En tanto, la propietaria de una de las farmacias céntricas de Paraná, quien prefirió no difundir su nombre, comentó: “El consumo ha bajado, al igual que ocurre en otros rubros. Pero no lo advertimos con los usuarios de PAMI, que cuentan con la cobertura. Sí notamos que por ahí la gente antes no iba al dispensario y ahora va, porque se ha quedado sin trabajo y sin obra social, o incluso también van más quienes tienen obra social. Tienen en un ámbito estatal del municipio o la Provincia atención primaria de la salud, donde reciben atención médica y ahí ya le dan los medicamentos, y de esta forma evita comprarlos”.

Luciano Taleb, farmacéutico en farmacia Dabin, situada en la intersección de Gualeguaychú y Monte Caseros, analizó que la baja en la demanda de medicamentos en los últimos meses se debe en parte a la suba de precios, pero además recordó que el mayor impacto se notó cuando los afiliados de PAMI dejaron de tener una cobertura del 100%. “Con la quita de esos planes bajó la cantidad de cápitas. Ahora los afiliados en algunos casos tienen que pagar el 30% o el 40% y por ahí se les complica, porque con su jubilación no les alcanza para el medicamento, cuando antes tenían casi todos los remedios gratis. Ahí sí se vio la merma”.

A su vez, concordó en que más gente recurre a los ámbitos de salud pública para recibir atención y contar con el medicamento que necesita: “Si bien somos una farmacia ubicada en la zona céntrica y esto se advierte más en las de los barrios, charlando con la gente por ahí nos dicen que van al dispensario a hacerse atender ahí, donde los ve el médico y le dan los medicamentos, incluso personas con obra social”, mencionó.

Asimismo, evaluó: “El costo de los medicamentos hoy es caro, tanto para el que tiene obra social como para el que no la tiene. Por eso mucha gente se ha volcado a la atención en centros de salud o en algún hospital que le quede cerca”.

Acto seguido, refirió: “Nos pasó este año con las vacunas antigripales que muchos se terminaron vacunando en el hospital porque es gratuita, que está perfecto. En esto se vio la merma, incluso con pacientes de PAMI. El año pasado a esta altura del año no me quedaban más vacunas antigripales y ahora me sobraron”. (unoentrerios.com.ar)

Temas

Dejá tu comentario