Ciudad | pami

La Caja de Jubilaciones volverá entregar alimentos: En tres meses los precios subieron más del 33 %

En junio pasado, la entidad llevó a cabo una primera entrega de 14 productos de la canasta básica a un total de 135 municipales. Ahora, ente la agudización de la crisis económica, repetirán la iniciativa, pero la inflación disparó los precios a más del 33 % promedio.

La crisis no da tregua. La inflación tampoco. En junio, en el marco de las diversas iniciativas motorizadas por la Caja de Jubilaciones, Pensiones y Retiro de Gualeguaychú, 135 jubilados y pensionados municipales recibieron en junio una selección de alimentos con gran valor nutricional, vitaminas y proteínas.

Dicha selección estuvo a cargo del profesional Pablo Taffarel, quien remarcó la necesidad de que sean alimentos “de alta densidad energética”, por lo que “la sugerencia estuvo basada en la selección de alimentos únicamente secos”.

Este bolsón alimentario fue entregado al grupo de jubilados y pensionados que menos recursos percibe. Y estuvo integrado por cereales: fuente de energía, vitaminas del complejo B, fibra, calcio y potasio; legumbres: fibra, hierro y vitaminas; lácteos (leche en polvo): calcio, proteínas de buena calidad y vitaminas; pescado: en este caso, enlatado por su forma de conservación, alimento rico en proteínas, fósforo y ácidos grasos esenciales.

Ahora, a principios de septiembre, desde la Caja hicieron un nuevo pedido de presupuesto para repetir la entrega de alimentos, y se encontraron con que la inflación promedio, en las mismas marcas, es del 33,76 %. “Estamos hablando de un aumento de precios de 11,25 % mensual”, apuntó Gustavo Vela, presidente de la institución. Y, si bien aclaró que la entrega se va a volver a hacer “porque contamos con los fondos”, cuestionó duramente la política económica del gobierno nacional.

Puré de tomate.jpg

“La inflación que nosotros vemos es la inflación de comer todos los días, y la inflación de los remedios que se volvieron inaccesibles para los que menos tienen, y lo digo con conocimiento porque administro una farmacia y veo a los jubilados volverse a sus casas sin los medicamentos o llevar la mitad de lo que dice la orden médica”, expresó Vela.

En esta línea, enfatizó en la necesidad de “no naturalizar la ausencia del Estado nacional, sobre todo en cuanto al servicio de PAMI, que teniendo recursos inmensamente más importantes que nosotros cada vez dan menos respuestas”, cuestionó el Presidente de la Caja y agregó: “en Gualeguaychú, el PAMI distribuye mensualmente un bolsón de sólo nueve productos de la canasta básica, con la estructura y la capacidad económica más grande de todas las obras sociales del país”, ejemplificó.

“Pero no solamente pasa con los alimentos y los medicamentos, para los cuales los municipales tienen un descuento especial cada mes por disposición de la Caja, sino también con los aparatos ortopédicos, con las muletas y las sillas de rueda. Son cada vez más los que nos golpean la puerta pidiéndonos ayuda”, indicó Vela.

El Banco de ortopedias de la institución funciona con una lógica solidaria: quien necesite de algún tipo de ortopedia debe presentarse en La Caja con la solicitud y los presupuestos correspondientes, para que ésta sea evaluada y se proceda a la compra o al otorgamiento de alguno de los aparatos ya comprados.

Una vez que es utilizado debe devolverse para que otro municipal pueda hacer uso del mismo.

Temas

Dejá tu comentario